Blogs: Entorno Emocional

General

Entorno Emocional

Por
💬0

2021: En pos de la renovación diaria de la inteligencia emocional

Es muy común ver que muchas personas se proponen comenzar un nuevo año como una nueva página o un lienzo en blanco. Lo cierto es que, de un día para otro (del 31 de diciembre al primero de enero), no necesariamente podemos borrar una existencia de vivencias para transformarnos en una hoja sin anotaciones. Somos el producto de nuestras experiencias, memorias, formación, cultura, alegrías y tristezas, entre otros instantes que constituyen nuestro diario vivir. Ese cúmulo de situaciones que nos hacen ser únicos y que, con sus fortalezas y oportunidades, son nuestro libro individual, nuestra historia, nuestro arte, ya sea abstracto o literal.

En el 2020, a esa historia personal, le añadimos la experiencia pandémica, con los desafíos y oportunidades que nos impuso. Experimentamos muchos cambios y con ellos emociones a granel. A nuestro vocabulario se agregaron palabras y conceptos que no eran comunes en nuestro diario: coronavirus, COVID-19, pandemia, cuarentena, distanciamiento físico, toque de queda, confinamiento, inmunidad de rebaño, equipo de protección personal, mascarilla, protector facial, aplanamiento de la curva, prueba molecular, de antígenos y serológica, entre otros más creativos que incluyen coronacrisis, coronabebé y covidiota.

De manera que, de un día para otro, no borraremos este año tan diferente e intenso, que además de crisis, nos legó el redoble de la resiliencia para seguir hacia adelante. El cambio de año tampoco desaparece toda la trayectoria de nuestra vida, con sus aciertos y desaciertos. La nostálgica imposición de un lienzo en blanco al arranque de un nuevo año, podría representar una utopía que, en algunos casos, impone frustraciones adicionales.

¿Qué tal si buscamos renovar nuestra inteligencia emocional a diario? ¡La buena noticia es que la inteligencia emocional la podemos aprender y desarrollar! Estoy leyendo el libro La inteligencia emocional para la vida cotidiana de Justin Bariso y me ha encantado la sencillez con la que define el concepto: “La inteligencia emocional es la facultad de dirigir las emociones para que actúen a nuestro favor, y no en nuestro contra”. Aprender a identificar nuestras emociones y ajustarlas es un ejercicio de conciencia plena que podemos practicar y reforzar en nuestro día a día. Bariso lo divide en cuatro áreas: (1) Ser consciente de ti mismo que significa ser capaz de identificar y comprender tus emociones; (2) La autorregulación es la capacidad para dirigir las emociones de un modo que nos permita lograr nuestros objetivos; (3) La conciencia o sensibilidad social es la habilidad de percibir con actitud lo que sienten los demás.; y (4) La capacidad de regular las relaciones que consiste en maximizar el potencial de las relaciones con los demás.

¿Qué tal entonces si vivimos un día a la vez? Esas 24 horas que nos dan el potencial de crecimiento, de establecer planes, de capitalizar en nuestras áreas fuertes y de mejorar lo que requiera afinación. Paso a paso, sobre los pasos que ya hemos dado, trazo a trazo sobre el lienzo ya comenzado, línea a línea sobre la hoja ya escrita.  Que lo vivido nos sirva para no cometer los mismos errores. Que tengamos el valor de leer nuestras anotaciones para editarlas y corregirlas hasta que sean publicables. Que podamos estudiar las páginas de otros que nos legaron su sabiduría. Que tengamos la capacidad de atesorar nuestros escritos y tachaduras anteriores, como símbolo de que todo lo que está allí nos forjó, nos transformó, nos mejoró. 

Hoy primero de enero, las páginas de nuestras vidas tienen anotaciones por todas las esquinas, garabatos, borrones, dibujos y hasta alguna salpicada, sin dejar de contar, las hojas que dolorosamente arrancamos, estrujamos y desechamos. ¡Son parte de nosotros! Y es que un gran libro se logra escribiendo y reescribiendo, requiere vivencias, emociones y procesos. Siempre hay oportunidad para agregar positivismo a esas páginas, de dibujar sonrisas, de procurar ser mejores.  ¡Te deseo un lindo nuevo día los 365 días del año!

¡Vive un nuevo día repleto de esperanza, energía y productividad! Que se llame 2021, es incidental, lo importante es vivir los instantes al máximo con nobleza, serenidad, empatía y en pos de la renovación diaria de nuestra inteligencia emocional.

Arte Kaliany Serrano Viera

Bienvenidos a Entorno Emocional. Te invito a seguirme en Twitter. Si quieres conocer más sobre mí, presiona aquí.

💬Ver 0 comentario