Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Memorias de Padres

A una semana del Día de los Padres, deseo compartir una hermosa Carta escrita por un Presidente de los Estados Unidos. Me estuvo tan atinada e interesante, que me involucré con el Artista Gráfico Charlie Almeida, para confeccionar una Tarjeta de Padres, hecha en Puerto Rico a color y en español. Logré el respaldo de unos amigos de la cultura y del Arte para su Patrocinio, Axel Moné, Will Ramos y Omar Muñiz. Cada Tarjeta tiene su sobre con Arte a mano, del Estilo Di Giovannetti. La estamos Mercadeando a domicilio, en la calle, en una Tirada limitada.

La Tarjeta tiene 3 Cartas, la mía, la de Abraham Lincoln que le incluyo en el Blog y una hermosa exposición de Ann Landers, autora de la Columna Estimada Abby, donde expresa la Visualización que tienen los hijos de su padre, según la edad que tienen, desde pequeños, hasta adultos.

“Estimado profesor:
Mi hijo tiene que aprender que no todos los hombres son justos, no todos son verdaderos, pero por favor decirle que para cada villano hay un héroe, que para cada egoísta, también hay un líder dedicado.

Enséñele que para cada enemigo, allí también habrá un amigo. Enséñele que es mejor obtener una moneda ganada con el sudor de su frente que una moneda robada. Enséñele a perder, pero también para aprender a disfrutar de la victoria, háblele de la envidia y sáquelo de ella, déle a conocer la profunda alegría de la sonrisa silenciosa, y a maravillarse con los libros, pero deje que él también aprenda con el cielo, las flores en el campo, las montañas y los valles.

En las bromas con amigos, explíquele que más vale una derrota honrosa que una victoria vergonzosa.

Enséñele a creer en sí mismo, incluso si está solo frente a todo el mundo. Enséñele a ser suave con los gentiles y ser duro con los duros, enséñele a nunca entrar en un tren, sólo porque otros entraron. Enséñele a escuchar a todos, pero en la hora de la verdad, decidir solo, enseñarle a reír cuando esté triste y explíquele que a veces los hombres también lloran.

Enséñele a ignorar las multitudes que claman sangre y a luchar solo contra el mundo, si piensa que es justo. Trátelo bien, pero no lo mime, ya que sólo en la prueba de fuego se sabe que el acero es real. Déjelo tener el coraje de ser impaciente y a tener coraje con la paciencia. Trasmítale una fe sublime al creador y fe también en sí mismo, porque sólo entonces puede tener fe en los hombres. Sé que le pido mucho, pero vea lo que puede hacer querido profesor”.

Abraham Lincoln, 1830

Cuando el Padre no está notamos su ausencia, tal vez, es cuando lo valoramos en su justa perspectiva. Fui un fiel acompañante de mi Padre en sus trabajos, aunque fuera para mirar, llegué a levantarme a las 4:00 a.m, para acompañarlo a su trabajo en aquella antigua Central Azucarera del Barrio Boca de Guayanilla, la San Francisco. Añoro esos tiempos. Con el olor particular de la caña y los cortadores de caña, quienes cuando visitaba el Cañaveral me mondaban una 10-12, que era máxima calidad, y era para el hijo de don Pedrito, quien les pagaba por su labor, era gente buena, trabajadora y amable. Fueron muchas las veces que me monté en la carreta de bueyes sin caña, con mi Purrón de leche de vaca recién ordeñada… Oiso, Canelo, la orden que le daban a los bueyes.

A mi Padre le decían don Pedro o don Pedrito, su nombre completo era Pedro María Giovannetti Aquino, hijo de Pierre Marie Giovannetti Calvelli, de Patrimonio Córcega y María Luisa Aquino Serrano del Barrio Pezuela de Lares. Bajo de estatura, pero muy guapo. Las enseñanzas que pedía Lincoln al Maestro de su hijo, me las enseñó también mi papá, sobre todo: la laboriosidad y la honradez.

Se nos fue relativamente joven, a los 65 años, por una Leucemia que lo atacó, tuve que aceptar la responsabilidad de vender las 2 Cafeterías que poseía al momento de su muerte, de los Tastee Freeze de antes, pero agrandado, mi madre junto a mi hermana Veva le fue añadiendo alimentos y refrescos. Todavía, a pesar de los años transcurridos, ambos me hacen mucha falta… mientras escribo estas líneas una lágrima furtiva brotó de mis ojos…

Prof. José Antonio Giovannetti Román  787 644 8818, 787 856 1610

P.D. Al comenzar la semana, si me llaman, los interesados en adquirir la tarjeta, por Correo, les puede llegar antes del viernes… el domingo 16 es el Día de los Padres

💬Ver 0 comentario