Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Un Recuerdo… Madres

“Las manos de mi madre
parecen pajaros en el aire
historias de cocina
entre sus alas heridas
de hambre.Las manos de mi madre
saben que ocurre
por las mañanas
cuando amasa la vida
hornos de barro
pan de esperanza”.

Mercedes Sosa

 Recuerdo eventos y experiencias cuando observaba a mi madre preparar la masa hogareña para las empanadillas. No se perdía un solo pedacito. Lo que sobraba lo cortaba en triángulos y freía. Nosotros, los hijos, los saboreamos. Mi Mamá, mamita, Toya,… tenía unas manos especiales para la confección de postres y alimentos, hija de un Fondero, estudió hasta el Tercer Grado y desde entonces ayudaba en la Confección de Alimentos en la Fonda de don Román. Tenía 3 años cuando perdió a su mamá, no existe un solo retrato de su mamá…

fragmento poema La Madre de la calle

“Le decían mamita, o mamá Toya,

o doña Victoria…

fuera o no familia

esa gente buena,

Allá en el cielo, en las calles de oro

no será como una extranjera,

será una nueva caminante

sin sed, sin fatiga,

sin dolor y sin penas,

con el gozo reluciente

al tener una diadema de estrellas…

porque  acá “era como la Madre de la calle”…

al ser tan buena.

José Antonio Giovannetti Román

 HAY UNA MUJER …

” …que tiene algo de Dios por la inmensidad de su amor, y mucho de ángel por la incansable solicitud de sus cuidados.

Una mujer que siendo joven, tiene la reflexión de una anciana y en la vejez trabaja con el vigor de la juventud.

Una mujer, que si es ignorante, descubre con más acierto los secretos de la vida que un sabio, y si es instruída se acomoda a la simplicidad de los niños.

Una mujer, que siendo pobre se satisface con los que ama, y siendo rica, daría con gusto sus tesoros por no sufrir en su corazón la herida de la ingratitud.”

Ramón Angel Jarra

No es malo regalar un abanico, una prenda, unas chinelas, una taza o una sortija, pero… las Madres quisieran otros Regalos, que no se miden, ni se pesan, que no cuestan dinero: compañia, respeto, ayuda, alegría por los triunfos y logros estudiantiles y ver a los hijos y nietos crecer “en gracia para con Dios y los hombres”,

Recordemos a las Madres de crianza, sin ser de sangre, a las abuelas que han sustituido a las Madres de sangre porqueL hayan muerto, estén privadas de su libertad o los haya abandonado, porque hay cada caso, cada circunstancia particular.

Carta de Recomendación
fragmento
Al Señor Propietario del Universo

“Señor: en breve llegará a tu cielo
una tímida y dulce viejecita,
los liríos de los a÷õs floreciendo en su pelo
y el rostro sonreido como un margarita.
Es la más hacendosa en la colmena,
donde por todos se ha sacrificado,
y es tan buena, tan buena…….;
tal como el pan que a todos nos has dado.
En tu casa, Señor, con su plumero
y su invariable pulcritud a tono,
sacudirá ese polvo de lucero
que cubre el mobiliario de tu trono”.

José Antonio Dávila

En el 1910, en el mes de mayo, se celebró el Primer Día de las Madres por iniciativa de la sangermeña Amina Tió de Malaret, quien vino a vivir a Yauco con su esposo. Se organizó un Grupo de Mujeres que se llamaron Las Damas de los Claveles, ellas obsequiaban claveles rojos a quienes tuvieran a sus madres vivas y claveles blancos a los que se les habían muerto la madre.

Prof. José Antonio Giovannetti Román 787 644 8818

P.D. Hemos confeccionado una Tarjeta color para las madres, gracias al Auspicio de un Amigo, Julio Santos, quien fue un buen hijo… está disponible, Hecha en Puerto Rico

💬Ver 0 comentario