Blogs: Plenamente

💬0

Marcar la propia huella en el año que inicia

¿Cómo hacer que el año sea nuevo? con esa pregunta cerraba el 2020 junto a un grupo que venimos marcando nuestra propia huella en medio del año que vivimos con la visita de la Pandemia.

Concluíamos que para que el año sea nuevo es necesario  un interior renovado, de nuevas acciones y modos de vivir desde adentro del ser, que permitan hacia afuera la nueva historia de la humanidad. También celebrábamos los procesos y cambios que se han dado en nuestras vidas en este tiempo pandémico.

Ayer en la tarde de Reyes se sentía el espíritu del anuncio y la invitación que esta temporada navideña nos hace de vivir el amor hecho acciones, como el Jesús que nació hace 2,000 años, y al que los Reyes Magos visitaron en reconocimiento del mensaje de la encarnación.

Era un día hermoso y en la tarde salí con mi esposo a dar un paseo en el automóvil, para contemplar las montañas de nuestra amada isla. Mientras recorríamos varios pueblos sin detenernos mucho y sin estar pendientes a las redes, nos preguntábamos con cierto temor ¿Qué nos traerá este año?

No imaginábamos que al revisar nuestros teléfonos encontraríamos el revuelo del Capitolio en Washington. La “turba” -como escuchamos les llamaban- invadiendo y destruyendo, guiados por su líder, el todavía Presidente de los Estados Unidos. Sólo bastó ver algunas noticias e imágenes y nos llegó de inmediato la respuesta a la pregunta ¿Qué nos traerá el año nuevo?

No niego que me invadió esa sensación que me ha rondado desde hace algún tiempo, una de decepción sobre si como humanidad logremos encarnar el bien que nos transforme y salve esta era del peligro de extinción. No niego que me acosté con cierto miedo, esa emoción que me dedicó a ayudar a otros a atender y canalizar para que no se convierta en enfermedad del alma y del cuerpo.

Al amanecer realicé mi proceso de comienzo de día con mis rezos, focusing y meditación. Nada extenso, pero si pausado, ante la necesidad de atenderme para no permitir que esas sensaciones se quedaran estancadas y nublaran el camino que deseo hacer para que mi año sea uno nuevo.

Reconocí mi tristeza, la acogí y acepté. Reafirmé que sólo tengo el poder de transformarme a mí y desde ahí continuar viviendo lo que creo y predico. Desde mi espiritualidad, mi manantial y también mis sombras en proceso de sanación.

Consciente de que el año traerá lo que como humanidad sembremos, que a cada cual le toca en principio su propia siembra y en unión a quienes viven el compromiso con el amor solidario, seguir marcando un sendero nuevo.

Desilusión, miedo, coraje, ahí están. Pero también hay una esperanza que vamos fabricando con tantas acciones de bien que veo cada día. Con tantas personas que en Reyes llevaron de modo seguro juguetes a los niños, visitaron deambulantes, escribieron postales para los ancianos, compartieron con su familia.

Así también en Estados Unidos la esperanza se sigue asomando, al tener a la primera mujer afroamericana como Vice Presidenta, y un afroamericano por primera vez es el senador del sur, anunciando mayor liberación en la mentalidad racista. Así mismo para todos los que tenemos familiares en el norte, y hemos perdido seres queridos, se va viendo la esperanza de que la nueva administración atienda con seriedad los procesos de vacunación ante la pandemia.

Al igual que los Reyes sigo la estrella que conduce al bien. Reconociendo que para mí y para muchos el año será nuevo en medio de turbas, covid y las otras pandemias económicas, emocionales, ecológicas que nos visitarán en este 2021.

Toca seguir apertrechándonos los que buscamos el bien, como diría mi maestra Sor Isolina Ferré, no dejemos que se apague la luz de la esperanza.

 

La autora es Trabajadora Social, Entrenadora de Enfoque Corporal  y Directora del Instituto a Para el Desarrollo Humano a Plenitud de los Centros Sor Isolina Ferré Inc. empresa social dedicada al ofrecimiento de talleres y vivenciales para propiciar el crecimiento y la sanación interior en personas que deseen asumir un liderato afirmativo de sus vidas y vivir plenamente.

lortiz@csifpr.org

 

💬Ver 0 comentario