Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

Justicia para Fres Oquendo




Si Oscar de la Hoya ha estado hablando de volver a pelear a los 47 años de edad, luego de estar 12 a؜ños fuera del ring, que lo haga Fres Oquendo no es nada raro.
De todos modos, el veterano peso completo boricua tiene tres ventajas sobre el Golden Boy, al anunciar ahora que estará de regreso el 25 de septiembre en una cartelera que se presentará en Birmingham, Alabama, “de donde es Deontay Wilder”.
Para empezar, su última pelea fue hace solo seis años, él sigue clasificado entre los primeros 15 por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB)… y nunca ha estado retirado.
Cuando se le preguntó que cuٞánto tiempo llevaba entrenando para su regreso, Fres, radicado en Chicago, se limitٕó a contestar: “Dos años”.


Básicamente se ha pasado seis años tomando acción legal por un caso que se remonta a su última pelea: una controvertida derrota por decisión mayoritaria en Rusia el 6 de julio de 2014 ante Ruslan Chagaev en la que incluso tuvo que demandar al promotor para que le pagaran la bolsa y la AMB ordenó la revancha.
El último capítulo, cuando ya estaba a un par de semanas de enfrentarse el 29 de septiembre de 2018 en Alemania con el alemán Manuel Charr en una pelea mandatoria por el cetro ‘regular’ de la AMB, esta fue cancelada cuando Charr dio positivo a sustancias prohibidas.
Fres entonces entabló una demanda contra Global Management, la empresa que debía presentar las pelea, explicando que su acuerdo contractual contractual estipulaba que se le pagara su bolsa de $325,000 si Charr no peleaba por dar positivo, pero nunca recibió la misma y el dinero fue dejado en fideicomiso.
Charr eventualmente cumplió una suspensión de seis meses, a pesar de que Oquendo había pedido que el título quedara vacante y la AMB lo reconociera a él como campeón.
Oquendo declinó entonces aceptar una nueva fecha para la pelea en abril de 2019
“Ellos (Global Management) no quisieron negociar una nueva bolsa para la pelea, porque querían pagarme con el dinero que ya estaba en fideicomiso, pero yo no iba a aceptar eso”, dijo Oquendo.

 


Aunque no pelea desde 2017, y a pesar del positivo, Charr continúa siendo reconocido como campeón por la AMB, que también reconoce como supercampeón a Anthony Joshua.
“A base de lo que decidió la corte, ellos (la AMB) tienen que tomar acción ya”, dijo Fres, “ya sea coronándome como campeٕón u ordenando la pelea con Charr”.
“Y ellos mismos (los representantes del campeón) lo saben”, agregó. “Por eso estuvieron un tiempo hablando de una pelea con Andy Ruiz pero ya dejaron de hacerlo, porque saben que él no puede hacer una pelea si no es conmigo”.
Así, como calentamiento para esa eventualidad, pero también para recalcarle a la AMB que está activo, “hablé con un promotor amigo, que es el que va a hacer esta cartelera”.
“Todavía no tengo oponente, pero lo están buscando y lo deben anunciar dentro de los próximos días”.
La suspensión de su pelea con Charr fue la segunda que Oquendo sufre por una violación al dopaje por parte de su rival, al haber ocurrido lo mismo cuando en 2017 tuvo previsto medirse a Shannon Briggs por el cetro vacante.
Antes de eso, Oquendo tuvo oportunidades titulares fallidas ante Chris Byrd (FIB, 2003) -siendo vؙíctima de un robo- y John Ruiz (AMB, 2004).
En su caso, muy bien pudiera terminar diciúndose: La justicia tarda, pero llega.
Aunque sea con seis años de retraso.



El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad y de la novela El último kamikaze, ganadora del certamen del Instituto de Cultura Puertorriqueña en 2016.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter, Ceuyoyi, En Facebook, Jorge L. Prez

💬Ver 0 comentario