Blogs: Buenas Nuevas

💬0

Discurso de amor y justicia, no de odio

La semana pasada en el blog titulado Inclusión, ¿para cambiar o seguir igual? dejamos claro que cuando Dios, su Palabra y la Iglesia señalan el pecado, no espara condenar al mundo. Es para ayudarlo. Por eso fue que Dios entregó a suHijo. Por nosotros.

El problema esque muchos ni siquiera quieren que le digan que su manera de actuar y de vivires pecado. Enseguida sacan como defensa, que otros se están metiendo en suvida. Lo interesante es que esos mismos meten a Dios en la discusión cuando seatreven a asegurar que Él es inclusivo, pero no aceptan la parte de que losquiere transformar. Quieren el amor de Dios, pero no la justicia de Dios. Y larealidad es que Dios es ambas cosas. Porque Dios es amor, tiene que ser justo,y porque es justo, es también amor.

Debo aclarar que Dios no pretende que tú llegues a Él transformado. Ese ha sidoel error de iglesias legalistas. Que han enseñado mal, de quepara acercarse a Dios primero hay que ser perfecto, llevar una vida intachabley no fallar nunca.

Por semejante mentira, es que muchos se han alejado de la Iglesia, porque tardeo temprano se dan cuenta que es imposible ser perfecto. Irónicamente, pordesconocimiento de la Palabra, le han dado la espalda a Dios, cuando Dios entodo momento lo que espera es que, los que Él ha escogido por su gracia, seacerquen a Él primero, así como están.

Sí. Así mismo como están, en sus delitos y pecados. Entiéndelo bien. Asípecador como eres, Dios te está esperando que te acerques. La iglesia que lleveun mensaje contrario a este, sigue dando un mensaje distorsionado y no alentaráa que las almas perdidas se acerquen, porque no está enseñando el lado positivode las buenas nuevas de salvación. Sí es cierto que a Dios no le agrada tupecado, pero también hay que recordarle a todo el mundo que precisamente paraeso envió a su Hijo; para reconciliar a la humanidad con el Padre, porque elmundo se volvió al pecado, pero Dios mismo anhelaba esa reconciliación que solo esposible al aceptar a Jesús.

Pero la razón por la que Dios quiere que te acerques a Él, así en la condiciónde pecador en que estás ahora mismo, no es para que permanezcas igual. Porfavor. Dios quiere ayudarte. Dios quiere restaurarte.

Nadie ha dicho que será fácil. En la mayoría de los casos, por pequeño quepienses que es tu pecado, será difícil romper malos hábitos que has practicadopor años, quizás toda tu vida. Precisamente porque es difícil, es que Diosespera que le abras tu puerta cuando Él toca. Y que no solo sea una visitación,sino que lo invites a permanecer en ti, porque en adelante necesitarás de sugracia diaria para perseverar en el proceso de santificación, que en nada tieneque ver con perfección, sino con caminar de la mano de Dios en un proceso quenos lleva cada día a ser mejores. Vendrán caídas, por supuesto, pero de igualmanera, nos levantamos.

Sí es cierto que Dios puede salvar a quien Él quiere, no importa dónde esté lapersona. No importa que incluso estuviera en el satanismo. Pero es ilógico quecon la excusa de la inclusión, y de caerle simpático a todos, se pretenda hacercreer que en la condición que Dios te recibe, es la que desea que permanezcaspor siempre.

Utilizando ese mismo ejemplo, sería pretender que el que está en una sectasatánica, adorando todo lo que es contrario a Dios, pretenda alcanzar el amorde Dios mientras esa persona sigue practicando el satanismo.

Y sí, ese ejemplo es extremo, pero cualquier religión que no crea en Jesús comoel Hijo de Dios, que no acepte que vino a esta tierra como hombre, y que sesacrificó para traer salvación al mundo, sencillamente ya ha sido condenado.

¿Lo digo yo? No. Lo dice Dios en su Palabra. (Juan 3:18) “El que cree en Él noes condenado (juzgado); pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no hacreído en el nombre del unigénito (único) Hijo de Dios”.

Es irónico que ala gente que dice creer en Dios, este mensaje le va a caer mal. Pero sonpersonas que no están comprometidas con Él verdaderamente ni con su Palabra.Conocen lo que es la Palabra pero no le dan el peso que tiene. Se creen quebasta con ir a la iglesia una vez por semana.

¿Habla Dios solo de condenación? No. Juan 3:16 dice “Porque de tal manera amó Diosal mundo, que dio a Su Hijo unigénito (único), para que todo aquél que cree enÉl, no se pierda, sino que tenga vida eterna”.

Recalco lo que dice el verso siguiente, en Juan 3:17: “Porque Dios noenvió a Su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo sea salvopor Él“.

Es importante enfatizar que la salvación solo viene por la obra de Cristo en lacruz.  Es un error pensar queindependientemente lo que se crea o de cómo ejerzas tu espiritualidad, vas aser salvo. Siento mucho que no te guste leer esto. Pero esa premisa estáequivocada.

Recuerda que elque se inventó todo esto, el mundo en el que vives, fue nuestro Creador. Estose trata de Él, no de lo que se nos antoje pensar contrario a su diseño.

Si esto te ofende, solo recuerda que eres libre de aceptarlo o sencillamenteignorarlo. Espero que si te molesta, seas lo suficientemente maduro como paratener la ‘tolerancia’ que hoy muchos exigen para ellos, pero que no quierenextenderle al prójimo que no piensa como ellos.

Pero si en algo, aunque solo sea en algo, este mensaje te ha dejado pensando, yanalizando, te vuelvo a recalcar lo que dice Salmos 102:19-20: “Pues Élmiró desde su excelso santuario; desde el cielo el SEÑOR se fijó en la tierra,para oír el gemido de los prisioneros, para poner en libertad a los condenadosa muerte”.

¿Quiénes eran los que estaban condenados a muerte? Todos. Pero Jesús vinoprecisamente a salvar a lo que se había perdido… y claro está, a ese perdidoque es encontrado por Jesús y lo acepta y lo recibe.

Cierro con Salmos 34:22:

“El SEÑOR redime el alma de sus siervos, y no será condenado ninguno delos que en Él se refugian”.

Ese, no es undiscurso de odio, es un mensaje de amor y esperanza para el que deseaaceptarlo.



 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#mc_embed_signup{background:#fff; clear:left; font:14px Helvetica,Arial,sans-serif; } /* Add your own MailChimp form style overrides in your site stylesheet or in this style block. We recommend moving this block and the preceding CSS link to the HEAD of your HTML file. */

Suscríbete a Buenas Nuevas

* indicates required

O escríbeme a arios@elnuevodia.com

(function(i,s,o,g,r,a,m){i[‘GoogleAnalyticsObject’]=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,’script’,’//www.google-analytics.com/analytics.js’,’ga’); ga(‘create’, ‘UA-51165626-1’, ‘elnuevodia.com’); ga(‘send’, ‘pageview’);

💬Ver 0 comentario