Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Una vez…

Un día conversé con una joven que destilaba simpatía. Otro día dialogué con un abuela orgullosa de sus nietos, emanaba orgullo de ellos por ser tan buenos. Pude dialogar con una joven dama que aunque no expresaba amargura, tenía penas, no fue valorizada por quien un día le decía piropos. Un niño vino a saludarme al recordar que había visitado su Salón de Clases, otro me dijo que aprendió los nombres de los dedos de la mano, el día que visité su escuela.

En la mochila imaginaria que cargo a mis espaldas están las experiencias mencionadas, pero también hay: regaños, represalias, mensajes negativos y hasta odio. Lo que ya ustedes saben es, que mi mochila tiene el fondillo roto, por ahí se va: lo negativo, lo soez, las intrigas…

En febrero mocho, que solo tiene 28 intentaré ser mejor ser humano, mi ministerio de la bandeja sigue, dibujaré sonrisas y provocaré alguna carcajada. La Vida es más corta de lo que creemos. Existen grandes posibilidades que algo bueno ocurra en mi vida… y en la vida de quienes se lancen tras la Esperanza realenga.

Mi librito CONSEJOS DEL ABUELO lleva 13 tiradas de 100 Copias, quedan algunos de la última y el nuevo librito EL SILENCIO DEL CEREBRO, está en corrección, finalizado… ojalá lo pueda presentar en febrero mocho, mes del Amor.

San Valentinus fue decapitado en el Emperador Claudio II… próximamente hablaré más del tema…mientras tanto, perdona y ama!

En 2 meses exactamente llegaré a los 75 años, sigo dándole cabeza de cómo celebrarlo, hay sobradas razones para celebrar al llegar a las 3 pesetas en años.

Hay espacio para mejorar y formas y maneras de celebrar, porque esta vida terrenal es solamente una, hay que vivirla… con fervor y entusiasmo.

Una vez, hace muchos años, un joven salió de Yauco para estudiar en la U.P.R., en el 1962,,, en el 1967 salió con su Bachillerato en Humanidades, concentración en Drama, 27 créditos en español, en Estudios Hispánicos y 15 créditos en Educaciones, en Educación… del joven que una vez algunos creían no podía tan siquiera decir el poema de su Clase de 1962, una maestra creyó  en ese joven yaucano por adopción… y salió adelante, una vez, lo declamó, recibió el Aplauso del Soberano… una vez.

Prof. José Antonio Giovannetti Román

@AntonioGiovan13 en Twitter

💬Ver 0 comentario