Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Llegaron los Reyes Magos

Sigilosamente llegraon, los Tres Santos Reyes, los tres y los tres. Los mismos que llevaron oro, incienso y mirra al Pesebre de Pajas, en la Aldehuela de Belén. Para mi, llegan todos los años. Algo me traen de las Peticiones que por escrito les hago. Tienen buena memoria.

En mis Recuerdos están aquellos caballos blancos con ruedas rojas y un cordón amarillo para halarlos. No olvido el Garaje de Gasolina en miniatura, ni el Acordeón, ni el velocípedo. De los muchos Regalos recibidos recuerdo el mango amarillo con una moneda de cinco centavos que mi madre dejó debajo de la almohada en cambio de que dejara el bobo.

Quien siempre mantiene las ilusiones vivas, se acerca a la felicidad con mayor facilidad. Esta madrugada oí cuando Gaspar le comentaba a Melchor que quien vivía en la casa de la herradura era un soñador. Baltazar asintió, añadiendo que en la vida no todo le había sido fácil, pero que era persistente. La persistencia nos conduce a lograr que las Metas se conviertan en Logros. Los lLogros causan satisfacción.

Los mantos tricolor pedidos llegaron y un baúl en miniatura fue dejado cerca del Roble, como recordatorio de mi primer libro, El baúl de los Recuerdos.

Los camellos se tomaron el agua con avidez, la jornada había sido larga luego de haber subido hasta cerca del Rodadero y haber pasado cerca del Monte Membrillo.

La Navidad es el Regalo constante de la Vida. Los Regalos de los Reyes son las Virtudes óptimas de los seres humanos que saben sonreír, aun en la adversidad.

Me hice el dormido cuando escuché su llegada y pude captar el diálogo ameno e interesante. El año que viene volveré a escribirle mi Carta de siempre… con los mismos anhelos, ilusiones y esperanzas: paz, armonía, sana convivencia y respeto a la Vida propia y ajena.

Prof. José Antonio Giovannetti Román

@AntonioGiovan13 en Twitter

Al Rescate de la Esperanza, que anda realenga… y hay que atraparla

💬Ver 0 comentario