Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Emanuel… Dios con nosotros

José, el Carpintero, iba con su mochila a las espaldas junto a María, iban a Empadronarse,como buenos ciudadanos fueron a participar en le Censo polacional. La Aldehuela de Belén tenía pocos Mesones para recibir a mucha gente que procedían de distintos lugares. No hubo lugar en el Mesón. José iba de puerta en puerta en busca de un lugar para poder pasar la noche, pero No hubo lugar en el Mesón.

Hoy en día, no hay lugar en el Mesón del corazón de muchos par el Cristo, el Redentor, el Príncipe de Paz. Un buen hombre les invitó a pasar la noche en el Pesebre de pajas que estaba detrás de su casa. Mientras trataban de descansar del largo viaje, en aquel Pesebre de pajas, nació Emanel, que traducido es, “Dios con nosotros”. Una hermosa y brillante Estrella se posó sobre aquel inhóspito lugar. En la Aldehuela del pan, nació el Redentor, entre la mula y el buey.

Se corrió la voz de aquel especial nacimiento, fueron llegando Pastoras y Pastores de la Aldea, querían saber de primera mano lo que había ocurrido en aquel lugar iluminado, porque donde está el Padre de las Luces, siempre hay luz.

Ha llegado diciembre, para recordar aquel Especial Evento del Nacimiento del Niño Jesús, en los tiempos que vivimos, cobra mayor importancia recordar, que aunque muchos no tengan la luz artificial, tendremos siempre la Luz del Redentor del Mundo.

Se comenta que un niño con un viejo tambor, se acercó a adorarle. Juan el Verdulero de Yauco, llenó un saco de viandas frescas par llevarle como Regalo. Aquel humilde Niño del Pueblo del café, fue a la Ciudad del pan, se acercó en actitud de Adoración y dijo: “Yo, como no tengo nada, le ofrezco mi corazón”… Es Navidad…

Prof. José Antonio Giovannetti Román

💬Ver 0 comentario