Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Ante una pérdida

Las pérdidas podrías dejar secuelas: dolor, pena, depresión. Si perdemos algo o a alguien, que hemos valorado, superar el Evento, pudiera ser difícil. Las cosas que se pierden son materiales, pueden reemplazarse, pero cuando se pierde a un ser querido, a una persona la cual ha sido  especial en nuestras vidas, el asunto es diferente.

En el camino me topé con una joven señora, la cual estimo mucho, en la conversación, como yo pregunto mucho, salió a relucir que en 7 meses: tres seres queridos, abuela, abuelo y padre, habían fallecido. Le di una palabra de aliento y continué mi camino en actitud reflexiva, qué frágil es la Vida, hoy estamos, mañana no estamos.

El reciente accidente fatal en Dorado consterna a cualquiera. La falta de respeto a la Vida fue patente en ese Caso. Han ocurrido muchos casos similares, en los cuales inocentes han pagado por las fechorías de otros.

Ayer en la tarde escuché en Estacionamiento a una madre hablarle gritando a una niña; “Si vuelves a hacerlo te voy a partir la cara”. Para algunos, ese es el respeto que le tienen a la Vida.

En ocasiones la muerte llega por la ausencia de prevención. Tantas personas, sobre todo, jóvenes, que han fallecido por arriesgarse en Areas restringidas de la mar, hoy no están en el escenario de la Vida, lo que queda es el vacío de su ausencia en la familia.

Hay quienes cuidan mejor al carro, que a su cuerpo, su salud. No se hacen los laboratorios de rigor y no asisten a las Citas médicas. El sedentario y los golosos que son algunos al ingerir alimentos, abona para que las enfermedades: ataques del corazón derrames cerebrales y paros renales, apoquen la vida, el físico.

Es necesario entender, ante una pérdida, el camino está al frente de nosotros y tenemos que continuar ese camino de existencia. La pena pudiera estar latente, pero hay que continuar viviendo con los que siguen vivos. Buscar maneras creativas y óptimas de encarar la ausencia. Darle una oportunidad a la Vida, para ser bendecidos, de maneras diferentes.

Un familiar perdió a un hijo muy joven, encauzó sus energías: trabajando la madera, viajando a otros Países y largas rutinas de caminar junto a su esposa. Entendió que la Vida continua. Hasta escribió un libro: “Ante la pérdida de un hijo” y ahora tiene “Abuelitis”… con sus nietas y nietos, en el horizonte, hay una nueva luz, cada día. Vivir el momento con expectativas y nuevas perspectivas en cuanto a lo que es verdaderamente importante… vivir!

Prof. José Antonio Giovannetti Román

@AntonioGiovan13

Al Rescate de la Esperanza, que anda realenga… y hay que atraparla

💬Ver 0 comentario