Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Navidad es Regalo

Pasó el ruído y las luces, diz, que de celebración de Nochebuena y Navidad. Hubo quien comió en gran cantidad, aunque la presión arterial subiera por las nubes, otros no se conformaron con un pedacito de arroz con dulce y les sumó el nivel de azúcar. En casi todos los Hospitales no hay camas disponibles, en parte por el Zika, la Influenza y los que se es mandaron en la bebelata y comida, pero había que celebrar. Cada cual decide cómo y cuando,

Mientras tanto, muchos ancianos, solos, sentados, tal vez cerca de la ventana, en espera de una visita familiar o amiga. Otros, en Hogares de Cuido u Hospitales, en espera de la llegada de un rostro conocido. Pudiese ser que haya padres, en buen estado de salud y con alimentos, los cuales hubieran querido tener una visita familiar o de amigos, o hermanos en la fe cristiana. En ocasiones, el Espíritu Navideño se tergiversa y el tiempo, la bondad, la presencia, la compañía deseada, no se satisface.

Llevo 12 días en casa convaleciendo de una Cirugía Ortopédica, sin ser todavía Navidad, el Dr. Luis Alexander Miranda Torres, su asistente Julio González y la secretaria Elizabeth Polanco, el Personal de Pre Admisiones del Hospital Menonita de Cayey, los de la Sala de Cirugía, se comportaron conmigo con el verdadero Espíritu de la Navidad. La Navidad que es Regalo. Obsequio de atención de calidad, bondad, misericordia y cuido. Solamente el que me llevó a las millas de Chaflán en la Camilla a la Sala, falló en el ejercicio de la prudencia, iba tan rápido que veía el techo dando vueltas. Hubo una equivocación de lectura en la Receta, la Farmacia no quería despachar la misma, hice 4 llamadas telefónicas, el mismo médico Cirujano llamó a la Farmacia, ya de noche y luego me llamó personalmente a mi para informarme que podía ir a buscar el fármaco que mitigaría el dolor por el arreglo de mi tendón del hombro derecho. Esas acciones, son para mi, Navidad.

Mi enfermera personal y mis hijos, algunas amistades y familiares, han hecho posible mi recuperación, lenta, pero continua. La Profesora Olga Sáez, esposa y amiga, es mi enfermera personal.

Alguna que otra llamada ha entrado, hice muchas, algunos se desconectan en la época festiva, se aíslan, yo siempre contesto. Agradezco las Oraciones de muchos, los deseos de pronta recuperación. Mi sobrina Pastora Janette Quiñones Giovannetti vino de Sabana Grande. Me llevó a la Cita impostergable con el Podiatra, se iba de vacaciones. Otro Acto de Navidad, porque Navidad es, Regalo, con Actos irreflexivos de Amor. Amor práctico.

Prof. José Antonio Giovannetti Román  787 856 1610 @AntonioGiovan13

💬Ver 0 comentario