Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Saber seleccionar el sendero correcto…

En el “trajín” diario uno se encuentra con personas las cuales el “traqueteo” es parte de su diario vivir. Son aquellos que intentan manipular cosas, personas y eventos. “Traquetear” se convierte para ellos un estilo de vida. Quisieran éstas personas, convertir en “marionetas” a los otros seres humanos. Manipularlos de acuerdo a su conveniencia personal en busca de beneficios propios… pudieran hacer un “trueque” de oro vs. indignidad. Algunos caen en la trampa… otros validan los valores que han sido su compañia desde niños, por la buena crianza.

En el “tirijala” para convencer a otro, los “truhanes” usan técnicas variadas. Se las ingenian para persuadir a quienes les plazca.

En este País abundan las personas honradas. Hay quienes a diario evidencian su cortesía, amabilidad y deseos de servir a sus semejantes. Existen seres humanos los cuales el compartir lo que tienen, es un placer… casi una necesidad. Lo que han logrado ha sido con sacrificio, esfuerzo y creatividad. La mayoría de ellos, no salen en portadas de periódicos ni en titulares de noticieros, pero están ahi… son muchos los que conozco, muchos con los que comparto en mi caminar.

Jean Paul Getty y Aristóteles Onassis amasaron grandes fortunas… pero no eran felices. La felicidad no se consigue con el dinero, no significa que fueran personas malas, incluso, Getty narra por qué se resistió en principio a pagar una suma de dinero por el secuestro de uno de sus 15 nietos, al cual le cortaron una oreja y se la mandaron por correo para persuadirlo a pagar por el Secuestro.

Cuando el hijo de Onassis murió al accidentarse en el helicóptero que piloteaba, él murió con él… contrajo una enfermedad llamada “miastenia gravis” la cual le impedía mantener los párpados abiertos, tenía que ponerse “tape”, para mantenerlos abiertos.

El dinero puede resolver muchas cosas, en ocasiones se hace imprescindible, para subsistir. Se gana con trabajo y honradez, es una alianza ganadora.

Las “triquiñuelas” de unos pocos pueden desviar del buen camino, a personas, que necesariamente no sean malas, pero toman decisiones erradas, al no percatarse de lo que hay tras la “máscara” de quienes hacen “piruetas” para desastibilizar una vida, una reputación.

Para disfrutas del toque de “castañuelas” el “zapateo” de flamenco de una bailarina o bailarín, hay que tener un buen oído y así disntinguir ese lenguaje artístico.

Identificar el lenguaje corporal y verbal de quienes pudieran presentar una “quimera” como algo posible o real… e inducir a errores de juicio lamentables, conlleva madurez.

Los viejos “tereques” pudieran convertirse en obras de arte, las viejas quejas y malas costumbres conducen al precipicio, del cual es difícil encontrar un agarre salvador.

Los “alpinistas” distinguen con acierto, la mayoría de las veces la piedra firme de la cual agarrarse, los “senderistas” trazan el asimuto de su destino, previamente… para llegar a Puerto seguro. Seleccionemos el sendero…

💬Ver 0 comentario