Blogs: Trumpstorming

💬0

Cuatro armas de los demócratas para vencer a Trump

El Partido Demócrata y sus aliados en la prensa no hallan cómo vencer al presidente de EEUU, Donald Trump. Intentan todo tipo de tácticas de propaganda. Ninguna les ha rendido frutos. Sin embargo, apuestan por cuatro movidas que les podrían servir para crear condiciones desfavorables para Trump. Aunque, es probable que cada una resulte en lo que les ha pasado una y otra vez: les puede salir el tiro por la culata.

Estas cuatro movidas o armas para vencer a Trump son:

  1. Permitir los disturbios en las ciudades con alcaldes demócratas.
  2. Promover toques de queda y cierres de la economía.
  3. Los #FakeNews de la prensa pro demócrata y antiTrump.
  4. Enviar millones de papeletas por correo regular para crear una crisis electoral.

La primera les sirvió para promover la narrativa falsa sobre que Trump es “racista” y que existe un “racismo institucional”. El objetivo es evitar que gane estados púrpura o estados que no tienen una inclinación clara por ningún partido político; Michigan es un ejemplo.

La población negra es significativa en ciudades de los estados púrpura. Los demócratas desean retener esos votos, porque se dieron cuenta de que ese grupo poblacional comenzaba a abandonar al Partido, por la campaña exitosa del #Blexit y por las políticas de Trump, como la reforma carcelaria.

Esta movida les salió cara, pues las encuestas revelan una inclinación a favor de asignar fondos a la Policía, oponerse a los disturbios y defender la idea de que toda vida es importante: #AllLivesMatter. La alianza tácita con Antifa y Black Lives Matter (BLM) hace lucir al Partido Demócrata como un partido anarco socialista y pro violencia.

El mantener los encierros, con toques de queda excesivos, es una forma de destruir la economía para que los electores desempleados no voten por Trump. El sector de los trabajadores de obra manual apoya a Trump por cumplir sus promesas de renegociar acuerdos internacionales y de atraer empleos a EE. UU. Los demócratas consideran que un deterioro económico, una recesión prolongada, detendrá el apoyo a Trump. Ponen los intereses partidistas antes que la Nación.

Sin embargo, el principio de Trump de poner a la Nación primero se sostiene más que nunca. Promueve la producción industrial y farmacéutica en jurisdicción americana, incluso en Puerto Rico, para no depender de China. Durante la emergencia del SARS-CoV-2 (Covid-19) se reveló el problema de la escasez de mascarillas, ventiladores, medicamentos y equipo médico en general. No se puede depender de la producción industrial que ubica en China. Por razones de seguridad nacional, hay que relocalizar a las industrias. Para lograrlo, se usan incentivos contributivos de la reforma contributiva que Trump firmó en el 2017.

Los cierres de la economía perdieron fuerza moral con el informe reciente del Centro para el Control y la Prevención Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Solo un 6% de las personas que dieron positivo a la prueba de Covid-19 y murieron fue por causa del virus. El 94% de los que murieron y estaban infectados tenían otras condiciones de salud severas, como problemas respiratorios, cardíacos, renales, diabetes, influenza y envenenamiento. No es necesario poner en cuarentena a toda la población.

Los #FakeNews son el arma principal y constante de los demócratas, pero cada vez es menos efectiva. La credibilidad de los medios de prensa se desploma. Surgen medios alternativos y las redes sociales son la herramienta principal para contrarrestar a los medios de comunicación “dominantes” (MSM, por sus siglas en inglés). A pesar de la censura en las redes sociales, contra los seguidores de Trump y los conservadores, se mantiene como herramienta alternativa de comunicación.

En cuanto al envío de millones de papeletas de votación por correo regular, el Partido Republicano contrató a abogados para dedicarse a contrarrestar cualquier tipo de fraude electoral. El presidente Trump denunció esta práctica, luego de que en una elección municipal de New Jersey aparecieran cientos de papeletas en una sola dirección de correo. Esta parece ser la movida final del Partido Demócrata, quien usa de excusa al Covid-19 para promover el voto por correo. Es una movida sospechosa por la hipocresía y la doble vara, pues los demócratas favorecen las “protestas” en ciudades dominadas por alcaldes de su partido. Si es válido aglomerarse para “protestar” también lo es ir a votar.

El entusiasmo a favor de Trump es similar o superior a las elecciones de 2016. Esto preocupa al Partido Demócrata. Sabe que su candidato presidencial Joe Biden presenta síntomas de problemas cognitivos y que no podría vencer a Trump en un debate. Solo cuenta con estas cuatro armas que, por lo visto, son insuficientes.

💬Ver 0 comentario