Blogs: Trumpstorming

💬0

Los aliados de Trump ganan las elecciones europeas

Durante cuatro días (del 23 al 26 de mayo de 2019) hubo elecciones en los 28 países miembros de la Unión Europea (UE) para escoger a los eurodiputados que conformarán el Parlamento Europeo. Fueron las elecciones con la participación más alta desde 1994. Entre quienes salieron airosos hubo partidos que se acercan a la visión del presidente de EEUU, Donald Trump. Sufrieron derrotas los partidos centristas o tradicionales.

A la administración Trump le conviene que en Francia, Italia, Hungría, Reino Unido, Polonia y Austria ganaran aliados políticos críticos de la UE, soberanistas que defienden las fronteras y que se oponen a la inmigración descontrolada, anti globalistas y conservadores.

La victoria del partido de Marine Le Pen, Agrupación Nacional, contra el partido del presidente de Francia (La República en Marcha, LReM), Emmanuel Macron, comunica que en efecto hay descontento con el gobierno francés. El liderazgo de Le Pen se mantiene, pues obtuvo más o menos el mismo porcentaje que en las elecciones anteriores.

Para Trump, Le Pen es una aliada importante en su lucha contra los globalistas. Ambos se oponen a la injerencia excesiva de organismos supranacionales y defienden la soberanía de sus naciones. Favorecen controlar la migración y defender las fronteras.

Esto lo sabe el ex jefe de estrategia de la Casa Blanca bajo la administración Trump, Steve Bannon, quien estuvo en Paris desde semanas antes de las elecciones europeas, porque adelanta la construcción de una alianza internacional de partidos nacionalistas, anti globalistas, pro control migratorio y conservadores. Además de Le Pen, Bannon cuenta con el ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, y con el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, para la conformación de una posible alianza de partidos críticos de la UE. Ambos resultaron victoriosos, pues sus partidos quedaron en primera posición en la acumulación de votos y escaños para la Eurocámara.

Salvini es el principal defensor de una política migratoria estricta que contrarreste la creciente inmigración descontrolada que perjudica al fisco, a la economía y a la seguridad nacional de Italia. Su partido, la Liga del Norte, usa un lema que opera como paráfrasis del usado por la campaña de Trump en EEUU, pero adaptado al contexto italiano: “Los italianos primero”.

Orbán es uno de los líderes europeos principales en la lucha anti UE y a favor del control migratorio. Su partido, Fidesz, dominó en Hungría con más del 50% de los votos. Esto lo coloca como el líder soberanista y a favor de la salida de su país de la UE con más apoyo popular.

Este patrón de victorias de defensores de la soberanía nacional tiene como símbolo principal al partido recientemente fundado en Reino Unido, el Partido del Brexit, que lidera Nigel Farage. Superó a todos los partidos y se colocó a la cabeza de quienes exigen se cumpla con el mandato para que Reino Unido se retire de la UE, con o sin acuerdo. Este partido tiene solo seis semanas de existencia, pero se convierte en un fenómeno político que envía un mensaje euroescéptico y a favor de una vuelta a la soberanía plena.

Otro caso significativo es el de Polonia, pues es el país en el que Trump ofreció su primer discurso en Europa. El presidente polaco, Andrzej Duda, consolidó su liderazgo con la victoria de su partido, Ley y Justicia (PiS). Es cercano a Trump y representa el acercamiento del este europeo a los EEUU, debido a la creciente amenaza de Rusia. Ofreció territorio polaco para construir una base militar de EEUU que llevaría por nombre “Fuerte Trump”.

En Austria ganó el Partido Popular Austríaco (ÖVP). Es un potencial aliado de Trump en algunos asuntos y representa un ala conservadora y defensora de la soberanía nacional.

El panorama luce alentador para el presidente de EEUU en cuanto a las alianzas posibles con jefes de Estado que pertenecen al Consejo Europeo. En este Consejo participan los 28 jefes de Estado de los países que pertenecen a la UE. Habrá líderes europeos opuestos a la UE o que quieren limitar su injerencia, además de una alianza de eurodiputados que defienden la soberanía de sus países con posturas euroescépticas.

Los centristas y los globalistas no quedaron bien parados en estas elecciones europeas. Para Trump fue un escenario idóneo, justo cuando participa de un encuentro histórico con el emperador de Japón, Naruhito, quien funge como el jefe de Estado vitalicio desde el 2019. Trump es el primer jefe de Estado del mundo que se reúne con el nuevo emperador. Recibe buenas noticias, por los resultados de las elecciones europeas y por su éxito en las conversaciones con el primer ministro japonés, Shinzõ Abe.

Luego de las victorias sorpresivas de los aliados de EEUU en India, Narendra Modi (primer ministro), y en Australia, Scott Morrison (primer ministro), el mundo se coloca políticamente en un escenario favorable para la administración Trump. Esto facilita las negociaciones y la colaboración en asuntos internacionales. Ante las elecciones presidenciales del 2020, Trump queda bien parado, con una economía creciente y una política exterior sin mayores tropiezos.

 

💬Ver 0 comentario