Blogs: Pasaporte boricua

Noticias

Pasaporte boricua

Por
💬0

La revolución cubana

Murió Fidel Castro pero quedó incólume el gran propósito de su vida: la revolución cubana.

Un desafío a la dictadura capitalista y corrupta de Fulgencio Batista y al imperio yanqui que, como había intervenido en el gobierno de Juan Bosch en República Dominicana, en la Nicaragua de Sandino y en el Chile de Salvador Allende, por mencionar algunos, quiso determinar por la fuerza el destino de 11 millones de cubanos que apoyaban la gestión patriótica de unos jóvenes comprometidos con sus ideales de libertad y un socialismo igualitario en su patria.

Fidel Castro y sus revolucionarios se jugaron la vida en la Sierra Maestra y en cada año que estuvieron en el poder fueron agobiados por un bloqueo económico que pretendía castigar al pueblo por desafiar la autoridad y el poderío de los Estados Unidos de América. Y ese reto lo hacían a 200 millas de las costas de la nación más poderosa del planeta.

Decía un filósofo de la política que para hacer una revolución había que hacer como en las tortillas, “romper huevos”. ¿Por qué? Porque se espera la resistencia violenta de los contra revolucionarios, y en el caso de Cuba éstos apoyados por el gigante del norte. Y lamentablemente por eso, se producen muertes indeseadas que dan paso a resentimientos irremediables.

La revolución cubana ha sido un grito por la igualdad y la justicia en una sociedad capitalista carcomida por las desigualdades económicas y sociales patrocinadas, no solamente por el complejo corporacionista “americano”, sino también por la mafia gangsteril que prostituía a ese país.

Pensar que Cuba ha resistido la agresión económica y militar de los Estados Unidos por unos 55 años bastaría para valorar en todo lo que vale el gran sacrificio y valentía del pueblo cubano y de sus líderes con Fidel Castro a la cabeza.

Hay que ver ahora a una Cuba con laureles en la educación, en la salud y en el deporte, mientras los “contras” se pasan propagando la mentira de que los comunistas y socialistas se “mueren de hambre”.

Y, ¿ahora qué?

Asusta el pensamiento de Donald Trump que sugiere Estados Unidos le de para atrás a los acuerdos concertados por Barack Obama con Raúl Castro y el gobierno que el hermano de Fidel dirige desde hace más de siete años. Los cubanos y los puertorriqueños somos de una misma cepa y nos necesitamos los unos a los otros no importa el sistema de gobierno que cada cual haya escogido para vivir. Ciertamente no le recomendaría a ellos la humillante relación colonial que sufre Puerto Rico bajo la sindicatura de Washington.

Si dejan al desquiciado de Trump ejercer su torcido y prejuiciado juicio, no me extrañaría verlo ordenando una invasión al estilo Bahía de Cochinos. Digan lo que digan los nublados por el resentimiento y hasta el odio, Cuba es una nación libre y soberana. Déjenla vivir y progresar.

Ocúpense Obama y Washington de descolonizar a Puerto Rico y de liberar a Oscar López Rivera.

💬Ver 0 comentario