Blogs: El Otro Lado

General

El Otro Lado

Por
💬0

El puñal de Anaudi

En la mañana del día de acción de gracias del 2014, se comenzó a escribir una despreciable historia, cuyas consecuencias aún azotan la conciencia de unos pocos y la libertad de muchos. Ese día, las oraciones de agradecimiento se transformaron en peticiones desesperadas, pues el FBI allanó las oficinas de 3CommGlobal del empresario y exrecaudador del Partido Popular Democrático, Anaudi Hernández Pérez. Desde ese momento, el nombre de este individuo, así como las cadenas que circundan sus muñecas y tobillos, se encuentran grabados en la mente de todos los puertorriqueños.

La bola de nieve que comenzó Hernández continúa agigantándose. Los coacusados que hoy fueron declarados culpables de todos sus cargos, de forma unánime, seguirán acompañando al líder que, sin estragos en la conciencia, pasó por delante de sus ojos hambrientos, el jugoso filete del poder y el dinero. Aunque no conocerán cuál es su sentencia hasta febrero del próximo año, sí cuentan con la certeza de que les perteneces el repudio de un pueblo herido por la crisis. Sus nombres representan un sabor agrio en la memoria de esta generación.

El eco del golpe que dará el juez con su mallete al sentenciar a los hoy culpables de corrupción seguirá sonando una y otra vez en sus recuerdos hasta el día en que puedan ver de nuevo la luz del sol. Ese mismo eco debe resonar en la lógica de los políticos del futuro. Debe causar un terremoto de nervios en aquellos que se atrevan solo a pensar en traicionar a Puerto Rico por hacer más grandes las arcas de su ambición.

Los puñales del servilismo político y la corrupción que enterraron Anaudi y sus colegas, en el corazón casi desangrado de nuestro país debe servir de motivo para hacer más transparentes, de una vez y por todas, las donaciones a los partidos políticos. Debe funcionar, de igual manera, como un llamado a todos los puertorriqueños a estar vigilantes con las acciones de los políticos. Pero especialmente, debe hacernos indagar en las propuestas de quienes aspiran a dirigir nuestro país y que elegiremos el próximo ocho de noviembre. Pues, Puerto Rico no aguanta la herida de otro puñal.

¡Sígueme en Facebook y Twitter!

💬Ver 0 comentario