Blogs: El Internacionalista

Internacionales

El Internacionalista

Por
💬0

Cuba y Puerto Rico en la ONU

 

Recientemente ocurrió en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dos votaciones de resolución que demuestran un cambio de la política exterior de los Estados Unidos (EEUU) hacia el Caribe. Si se confirma el cambio, sería una de las acciones de política exterior norteamericana hacia la región más importante en mucho tiempo.

Ambas votaciones ocurrieron en un periodo de dos semanas y tienen como protagonista a Cuba y a Puerto Rico, lo que demuestra que ambas votaciones están vinculadas. Recordemos que históricamente el destino de ambos países caribeños con los EEUU como protagonista siempre ha estado entrelazado, y lo que ocurre en uno de ellos tiene una repercusión en el otro.

El 11 de octubre de 2016 la Comisión Política Especial y de Descolonización (Cuarta Comisión) de la Asamblea General de la ONU aprobó el informe anual del Comité Especial de Descolonización que le solicita a los EEUU “(…) asumir su responsabilidad de acelerar un proceso que permita que el pueblo de Puerto Rico ejerza plenamente su derecho inalienable a la libre determinación y la independencia”. Históricamente, este informe es presentado anualmente y aprobado con el voto en contra de los norteamericanos y de un pequeño grupo de países aliados, cuyo número se ha ido reduciendo año tras año. Este año, de los 130 Estados miembros de dicho comité, solo cinco votaron en contra y dos se abstuvieron. Los países que votaron en contra fueron los EEUU, que históricamente ha votado en contra, Costa de Marfil, Israel, Marruecos y el Reino Unido, y los países que se abstuvieron fueron Colombia y Francia. Personalmente, considero la abstención de Colombia como lamentable, lo que le convierte en el único país de América Latina y el Caribe en no apoyar el informe.

Lo que hizo esta votación histórica fue el hecho que, por primera vez, los norteamericanos emitió un voto en contra explicativo, expresando que los “(…) Estados Unidos se suma al consenso sobre las resoluciones específicas sobre territorios, como en años anteriores, pero le pediría al Comité Especial respetar el derecho de los pueblos de los territorios de escoger libremente su condición política en relación con su potencia administradora, incluyendo cuando un territorio quiera la libre asociación o la integración con su potencia administradora.” Con esta declaración, los EEUU reconoce por primera vez la jurisdicción de la ONU sobre el proceso de descolonización de Puerto Rico, y reafirma que las tres vías descolonizadoras son: la independencia, la integración y la libre asociación. Estamos ante un claro cambio de política exterior norteamericana hacia el proceso de descolonización de Puerto Rico en la ONU, y cabe preguntarse si los norteamericanos se abstendrá o votará a favor el año próximo si el Comité incluye en su informe la anexión y la libre asociación como opciones descolonizadoras.

La segunda votación fue el 26 de octubre de 2016 en la Asamblea General de la ONU en una resolución que se ha convertido en una tradición anual de la Organización, ya que lleva presentándose y aprobándose por 25 años ininterrumpidos. La resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba” se aprobó en esta ocasión con 191 votos a favor y las abstenciones de los EEUU e Israel. Es la primera vez que ocurre una abstención norteamericana en esta resolución, y es evidentemente una acción más hacia la normalización de las relaciones entre los EEUU y Cuba. Cabe preguntarse por qué si tanto quiere el presidente Barak Obama terminar con el bloqueo los EEUU no votó a favor, y la respuesta es que no depende de él el desbloqueo cubano sino del Congreso, dominado hoy por el Partido Republicano. En otras palabras, era contradictorio para los EEUU votar a favor de la condena de una ley norteamericana. Lamentablemente, nunca seremos testigos de un voto a favor de los EEUU en la ONU al desbloqueo cubano ya que, si el Congreso norteamericano decide eliminarlo, no se justificaría más presentar la resolución ante la Asamblea General de la Organización.

Cuba y Puerto Rico son hoy los dos asuntos pendientes en el Caribe de la política exterior norteamericana. No hay duda de que el desbloqueo cubano y la descolonización de Puerto Rico están estrechamente relacionados, y forman parte de una misma estrategia y agenda norteamericana en la región. Los EEUU está consciente de que enfrenta dos desbloqueos, el cubano y el puertorriqueño, y que ambos deben realizarse al mismo tiempo y con urgencia dado que, de lo contrario, la crisis en la que está inmersa Puerto Rico podría agudizarse y hacerse inmanejable.

💬Ver 0 comentario