Blogs: El Internacionalista

Internacionales

El Internacionalista

Por
💬0

¿El fin de la Unión Europea?

Las guerras civiles en Siria y Libia, y la oleada de refugiados hacia Europa que han provocado, junto a la presión creciente de refugiados económicos del África Subsahariana, han puesto en jaque a la Unión Europea (UE). No solo se desmorona el proceso de integración más avanzado del mundo, sino que Europa pierde el aura de ser una civilización tolerante y solidaria ante el avance del populismo. El pesimismo que arropa al proceso de integración europea se agudiza ante la aparición de fantasmas de un pasado no muy lejano que esperamos nunca regrese.

Hoy nadie resalta los logros y méritos de la UE, que son muchos. A mi entender, el más importante es la reconciliación franco-alemana, una relación que históricamente ha sido lo suficientemente tórrida para haber causado dos guerras mundiales y muchas más.

Igualmente, ya nadie habla y defiende una mayor integración política y económica de los 28 miembros de la UE. Lo que había sido un avance constante y firme hacia la integración desde su fundación en 1951 ha quedado detenido, peor aún, cuestionado.

El primer pilar de la UE amenazado por la crisis de refugiados es la libre circulación de personas dentro de las fronteras de la Unión. Creado en 1995 por el acuerdo de Schengen, no forman parte del acuerdo Gran Bretaña, Irlanda, Noruega, Bulgaria, Rumanía y Chipre. Schengen permite que una persona que entre a un país suscribiente del acuerdo pueda moverse libremente entre los demás países que forman parte del acuerdo. La canciller alemana, Ángela Merkel, advirtió que si desaparece este pilar causará un efecto dominó que acabará con otros pilares como la moneda única europea, el Euro, lo que sería el final de la UE como un proceso de integración. Es curioso que esta amenaza se puede calificar de auto infligida pues ha sido provocada por los refugiados de conflictos armados que la UE no pudo impedir, o más bien, agravó.

La única solución aparente sería una mayor centralización e integración, pero se ha abandonado esa profundización. Hoy predomina la voz de aquellos que se empeñan en destacar la incapacidad manifiesta de enfrentar y manejar crisis como la de refugiados. Esta aparente realidad ha encontrado un portavoz y promotor en Gran Bretaña que a pesar de ser un socio fundador de la UE siempre ha sido enemiga de una mayor integración y el paladín de los euroescépticos. Recordemos que el archipiélago británico no pertenece al Euro, ni forma parte del acuerdo de Schengen. El actual primer ministro británico, el conservador David Cameron, durante un reciente discurso en Davos, Suiza, reclamó reformas anti integracionistas para mantener a Gran Bretaña en la UE, y su partido político ha prometido próximamente un referéndum sobre la continuidad de Gran Bretaña en la UE; el referéndum del Brexit.

Si la UE se desintegra, o se desinfla y pasa a ser un club social, es asunto que concierne a todos los habitantes del planeta. Sería dar marcha atrás al camino evolutivo de la humanidad y una amenaza a la seguridad y paz mundial.

💬Ver 0 comentario