Blogs: Plenamente

💬0

Recibir el 2019 desde la Casa del Pueblo

Por Adjuntas anduvimos en búsqueda de nuestro espacio para la última reflexión del 2019. Como cada cierre de año por más de 15 años, nos retiramos en la despedida con nuestros amigos del alma a algún rinconcito de este paraíso que es Puerto Rico, para repasar el año que cierra y compartir lo que deseamos crear en el que recibimos.

Esta despedida nos dirigimos hacia las montañas de Puerto Rico en Adjuntas. Allí fuimos recibidos por dos próceres de nuestra tierra, Tinti Deyá y Alexis Massol fundadores de Casa Pueblo. Lugar que ha inspirado grandes gestas ambientales, culturales y educativas para nuestro país.  Poder cerrar nuestro año escuchando las historias, los sueños y las convicciones de este matrimonio que ha dedicado su vida al país, se convirtió en un retiro que nos renovó las fuerzas y esperanzas para recibir el 2019.

Junto a un grupo de jóvenes de nuestra familia de amigos, estuvimos escuchando a Alexis y Tinti contarnos como comenzó aquella lucha contra la explotación minera hace más de 33 años. Proceso que inició con una convocatoria al pueblo a la que sólo asistió una persona, lo que desencadenó en ellos el preguntarse qué se debía hacer para ganarle el corazón a un pueblo para que luchase.

Desde esa interrogante comenzaron un camino con el pueblo que partió de la premisa de no juzgar, sino más bien de entender por qué la gente no se atrevía a exponerse a expresar y defender aquello que los afectaba. Encontraron las razones desde la voz del pueblo y crearon la formula; Ciencia, Cultura, Comunidad.

Lograron detener la explotación minera que amenazaba destruir a varios municipios, también fueron gestores de los procesos que detuvieron un gasoducto que se pretendía construir en el país a costa del daño ecológico y la seguridad de muchas familias. Durante y después del huracán María abrieron las puertas de Casa Pueblo a la comunidad, regalaron luz solar y ya han ayudado a varios negocios del pueblo y muchas familias a establecer sistemas solares.

Incluyen en sus propuestas temas cultura, la educación, ambiente. En las fincas que poseen entre las montañas se realizan experiencias educativas, investigaciones y se alimenta el amor por la naturaleza. Por esos bosques anduvimos llenándonos del verdor de sus árboles, la frescura de sus ríos, el azul de un cielo que irradiaba paz.

El mayor regalo que recibí de esta visita a Casa Pueblo fue la serena seguridad de Alexis y Tinti de que el país saldrá adelante dentro de sus muchos retos. Ven un país donde hay muchos signos de esperanza. Alexis mantuvo su afable sonrisa durante todo el encuentro, sonrisa que invita a seguir con confianza abriendo caminos aunque se nos pierda por momentos el horizonte.

Llega otro año, para muchos con pocas ilusiones de que encontraremos la ruta para salir adelante de las situaciones personales y las crisis del país. Para Tinti y Alexis Massol al igual que para  muchos boricuas, próceres de esta tierra, la esperanza sigue iluminando como la estrella que guió a los Reyes Magos.

Termino este blog tomando un rico café Madre Isla con aroma montañoso, 100% arábiga. Casa Pueblo produce éste café como método de autosuficiencia económica. Desde el olor a amor solidario de este cafecito, te deseo un feliz año lleno de conciencia amorosa hacia tu ser, tu familia y hacia nuestro Borikén.

Que hagamos del 2019 uno nuevo y bueno.

La autora de este blog es Trabajadora Social y Directora del Instituto a Para el Desarrollo Humano a Plenitud de los Centros Sor Isolina Ferré Inc. empresa social dedicada al ofrecimiento de talleres y vivenciales para propiciar el crecimiento y la sanación interior en personas que deseen ser gestoras de su propia historia y desde ella contribuir al desarrollo de su entorno.

https://www.crecimientoaplenitud.org/somos

lortiz@csifpr.org

 

 

💬Ver 0 comentario