Blogs: Vivir con Cáncer

Salud

Vivir con Cáncer

Por
💬0

“El cáncer me apretó tanto que me rompió los miedos”

Me comentaba Gregorio Andújar, mi amigo y hermano, que “el cáncer me apretó tanto que me rompió los miedos”.

Ante un diagnóstico de cáncer tienes que expulsar los miedos y los temores de tu corazón y sembrar semillas de fe, esperanza y confianza en el Dios de la Vida. Y comenzar un proceso de crecimiento espiritual, esto es, buscar dentro de ti e identificar tus dones, virtudes, atributos y capacidades. Y comenzar a alimentarlas, desarrollarlas y purificarlas en la relación y reconciliación con Dios, contigo, con los demás y con la creación. Tienes que practicarlas en tu diario vivir.

El dolor que experimentas con la llegada de esta enfermedad o adversidad lo utilizas como combustible para comenzar la marcha. Como combustible para encender la antorcha que iluminará tu recorrido interior. Pero ese mundo interior se nutre y se purifica en tu mundo exterior. Tu camino interior se ilumina en la medida que recorres tu camino exterior. En la compenetración y empatía con los demás.

Tienes que penetrar a los aposentos de dolor de tus compañeros pacientes de cáncer y conocer sus sufrimientos, sus llantos y perturbaciones. Dolores ahogados y escondidos por la confusión y la desesperación. Es aquí donde purificarás tus virtudes y donde crecerás espiritualmente. Donde conocerás la compasión, la piedad, la misericordia, la tolerancia, la templanza, la comprensión, la empatía, la ternura, el entendimiento, la humildad, y donde fortalecerás tu relación y el vínculo de fe con Dios.

Y este proceso de crecimiento espiritual te dará paz y serenidad para luchar y enfrentar el cáncer y sus tratamientos. Tienes que hacerlo, no tienes más opción. Tienes que decidirte a ser feliz con compromiso y valentía. Tienes que trabajar en tu felicidad, cada segundo, cada suspiro de vida. Tienes que luchar por tu vida, sin miedos y sin cobardía.

Dios te quiere feliz, esa es Su voluntad. Él te quiere trabajando por tu bienestar para que tengas una vida plena. Él estará contigo, te acompañará en el camino, pero tú tienes que trabajar en tu Proyecto.

En la medida que vas evolucionando espiritualmente vas interiorizando la experiencia y la realidad del cáncer de otra manera. Tendrás muchos beneficios.

  • Paz y serenidad
  • Aprendes a amarte y a amar
  • Mayor sensibilidad
  • Te conoces
  • Vez y sientes de otra manera
  • Te enfocas y concentras en lo importante
  • Estás alerta, despierto, viviendo tu presente
  • Te ocupas, no te preocupas
  • Dejas de ser la víctima
  • No victimizas
  • Dejas la negación: ¿Qué puedo aprender de ésto? ¿Qué puedo hacer? ¿Qué puedo llevar a cabo a pesar de ésto? ¿Cuál es el propósito de mi vida? ¿Cómo puedo ayudar a los demás a través de mi condición?
  • Eliminas el estresor y reduces los trastornos psicosomáticos
  • Eliminas los pensamientos tóxicos y negativos
  • Te reconcilias con Dios
  • Te reconcilias contigo, con tus semejantes y con la creación
  • Los efectos secundarios de los tratamientos son menos severos y aprendes a trabajar con ellos

Comienzas a encontrar verdades que te dan luz interior y eliminas la incertidumbre. Y decides vivir en el presente, donde se da la vida, donde tienes conciencia de tu existencia y a no anclarte en el pasado, a no paralizarte.

Y comienzas a desarrollar y a fortalecer tu mundo espiritual. Y comienzas a amar con intensidad y amplitud. Y fortaleces tu fe y confianza en Dios. Y empiezas a irradiar a los demás, a llenarlos de lo que estás lleno, a llenarlos de lo que tú participas.

En medio de la jornada estás alegre porque en ti se está dando un proceso edificador, de enseñanza, de toma de conciencia, de sanación, de abundancia y de serenidad. Sin miedos ni temores.

Tienes un Proyecto de Vida alegre, entusiasta, esperanzador y feliz. Es un proceso de liberación, rompiste las cadenas del miedo, rompiste con los apegos y experimentas un renacer.

El cáncer no es el final, es el comienzo de una vida verdadera.

Dios llenó tu canasta de bendiciones.

💬Ver 0 comentario