Blogs: Vivir con Cáncer

Salud

Vivir con Cáncer

Por
💬0

Lo importante en la vida… no somos un residuo, no somos una carga

Nosotros, los pacientes de cáncer, pasamos por un proceso que nos prepara para identificar en todo momento lo que es importante en la vida. El proyecto de vida que tenemos es tan hermoso e intenso que no permite que nada lo empañe y que nos desenfoquemos de nuestro objetivo.

Toda adversidad viene acompañada con un equipaje lleno de bendiciones. Te fortaleces, identificas tus dones y atributos, reconoces el propósito de tu vida, llenas de luz tu mundo interior, y nutres tu corazón de paz y amor.

Empiezas a redefinir términos y conceptos, a enfrentar tus verdades y tus miedos, a experimentar un renacimiento.

Estamos viviendo un momento histórico bien difícil y repleto de incertidumbre. Cualquier cosa nos puede pasar.

Perdemos nuestro empleo y nuestro mundo se sacude. Nos trastorna la vida y nos desequilibramos momentáneamente. Pues perdemos el trabajo y con ello se va nuestro plan médico y se va la fuente de ingresos para pagar nuestro tratamiento. Pero se queda el cáncer con nosotros, no se lo lleva el desempleo.

Quiero enfatizar que el trastorno debe ser momentáneo, porque nuestro hermoso proceso de vida es más importante que perder el empleo. Y rápidamente tenemos que poner nuestras cosas en orden de importancia. Y lo importante es nuestra salud y nuestra vida. Y hacia eso tenemos que dirigir nuestras energías y nuestra atención.

Tenemos que ser efectivos y eficientes, esto es, hacer lo que hay que hacer y hacerlo bien. Sin paralizarnos, sin anclarnos en el pasado, sin atormentarnos y sin encadenarnos al miedo. Hay que comenzar a caminar de nuevo con paso firme y de la mano del Señor de la Esperanza. Establecer nuestras prioridades, delinear nuestro plan de acción, ocuparnos de nuestras necesidades y trabajar en nuestros objetivos.

Hay que tocar puertas, abrir ventanas, estremecer corazones, orar, luchar, exigir y gritar. ¡Qué se escuche el tronar de nuestros corazones clamando vida!

Los caminos son nuestros, están sembrados de oportunidades que tenemos que trabajar y alimentar con nuestro esfuerzo y empeño. Tenemos que comprometernos con nuestra felicidad.

No estamos acabados, no somos un desecho, no somos un residuo, no somos una carga. Tenemos un tesoro para dar, poseemos una capacidad de trabajo inagotable, somos una fuente abundante de sensibilidad, valor y fortaleza.

Queremos y deseamos fervientemente vivir y participar de la vida. Queremos aportar nuestros talentos a nuestro país, aportar nuestras destrezas y habilidades, dar nuestro corazón y nutrir de amor a los demás corazones.

La vida es evolución, es desarrollo y crecimiento, es el recorrido del alma, son las voces y las razones del corazón, es el amor manifiesto de Dios.

Nunca reneguemos de la vida, nunca reneguemos de la felicidad, es el más hermoso regalo del Padre.

 

💬Ver 0 comentario