Blogs: Trumpstorming

💬0

Surge el Partido Nuevo Popular (PNP)

Los líderes principales del Partido Nuevo Progresista (PNP) se ponen de acuerdo para demandar a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) a través de las ramas de gobierno que administran. Ricardo Rosselló lo hace como gobernador, Thomas Rivera Schatz como presidente del Senado y Carlos “Johnny” Méndez como presidente de la Cámara de Representantes. La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, apoya esta inicitativa de los líderes de su colectividad.

Estas demandas son costosas para el erario público. Los honorarios de los abogados y cualquier otro contratista independiente se pagarán con fondos públicos; lo irónico es que ambas partes operan con los mismos recursos, pues la JSF depende de los fondos que asigna el Gobierno.

Los líderes del PNP manejan un discurso contradictorio en el cual Puerto Rico (PR) es y no es una colonia, tiene y no tiene autonomía, y el Congreso y la JSF violan y no violan la autonomía del Estado Libre Asociado de PR (ELAPR). Si el ELAPR es autónomo, demandar a la JSF para que la jueza federal Taylor Swain determine el alcance de sus poderes es conveniente, coherente y viable. Sin embargo, si el ELAPR es una colonia, no tiene sentido acudir al tribunal.

Schatz apoyó medidas del senador por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau, que persiguen demonizar a la JSF, como la de detener el desembolso de los fondos destinados al organismo federal. Estas medidas son tácticas para provocar acciones judiciales.

Tanto está la gota golpeando a la roca hasta que le hace un hueco: Schatz y Dalmau lograron que el Gobernador tomara la iniciativa de demandar a la JSF, luego de que no se lograra un acuerdo sobre la derogación de la Ley 80 ni sobre el presupuesto para el próximo añol fiscal (2018-2019).

Es irónico que independentistas y estadistas, pipiolos y penepés, defiendan la autonomía del ELAPR. Lo que no cuadra es que sostengan la aseveración de que el ELAPR es una colonia. Ni William Shakespeare podría atender tal dilema: no es “ser o no ser”, sino “ser y no ser”.

Sin embargo, la jueza Taylor Swain tiene la obligación de ser más shakespeareana: tendrá que decidir una cosa o la otra. La ambigüedad es cosa de políticos demagogos, pero no encuentra tierra fértil en un tribunal.

En el momento de mayor debilidad del partido defensor del autonomismo, surge ayuda de emergencia. El Partido Popular Democrático (PPD) puede descansar, pues el PNP y el PIP se encargan de defender la autonomía del ELAPR.

 

 

 

💬Ver 0 comentario