Blogs: Trumpstorming

💬0

Manual demócrata para ganar elecciones

Los demócratas desean ser mayoría en el Senado federal de Estados Unidos (EEUU) y cerrar la brecha en la Cámara baja federal. Quieren obstaculizar el programa presidencial de Donald Trump para forzarlo a ceder ante sus exigencias. Las elecciones de medio término de 2018 son la opotunidad para evitar que el Presidente de EEUU culmine con éxito el cuatrienio.

No es necesario esperar a las elecciones de 2018 para usar tácticas obstruccionistas ni para recurrir a los medios de prensa aliados para propagar mentiras y construir narrativas demagógicas. Desde el primer año de la presidencia de Trump se usaron acontecimientos controversiales para demonizarlo.

Lo acusaron de ser un nazi y supremacista blanco luego de la protesta de Charlottesville, Virginia, a pesar de que no se identificó con ninguno de los bandos violentos e intolerantes. Dedicaron semanas a propagar la narrativa de un supuesto racismo institucionalizado. El objetivo fue usar la política de las identidades para atraer el voto de los electores negros. Demonizan al adversario para hacerlo menos atractivo a un sector del electorado.

No hablan sobre la historia del Partido Demócrata como el partido que se opuso a la abolición de la esclavitud y de la segregación racial. Ni dicen que es el partido que dio origen al Ku Klux Klan.

Usaron la misma táctica con los musulmanes. Recurrieron a los tribunales de estados predominantemente demócratas, como Hawaii, para detener la orden ejecutiva presidencial que prohíbe la entrada temporera de ciudadanos de estados en los que operan organizaciones terroristas islámicas. Omitieron que es una medida de seguridad nacional, constitucional, similar a la firmada por presidentes demócratas como James Carter.

Continuaron con la misma táctica, pero esta vez con los “latinos”. Comenzaron una campaña a favor de los Dreamers (‘Soñadores’), los inmigrantes que entraron ilegalmente cuando eran niños y adolescentes, pero hoy día son adultos. Supuestamente, los demócratas querían que Trump atendiera una medida para convertir en ley al programa presidencial Acción Diferida para los llegados en la infancia (DACA, por sus siglas en inglés), que posterga e impide la deportación de los ‘Soñadores’.

A pesar de que el Presidente convocó una reunión con congresistas demócratas y republicanos para llegar a acuerdos y negociar DACA, lo atacaron. La prensa lo acusó de hacer unas expresiones sobre las que no hay evidencia; le atribuyeron que dijo que Haití y las naciones africanas son un shithole (mierdero). No hay evidencia de que hizo tales expresiones, pero el reportaje frívolo sirvió para desviar el tema y entorpecer las negociaciones.

Los demócratas se agarraron de la controversia fabricada para no atender el asunto de DACA. Lo prioritario no es asegurar que los ‘Soñadores’ permanezcan en EEUU, sino usarlos para atacar a Trump y a los republicanos. No les conviene que se resuelva DACA. La controversia les sirve políticamente.

También, utilizaron a los puertorriqueños; aprovecharon la crisis pos huracán María para ganar el favor de los electores de Florida, de New York y de otros estados en los que residen boricuas. No destacaron que Trump visitó a Puerto Rico (PR), recibió al gobernador Ricardo Rosselló en la Casa Blanca, envió al Vice-Presidente de EEUU con varios miembros del gabinete presidencial y solicitó mayor asignación de fondos para asistir en la recuperación. Se fijaron en nimiedades: sacaron de proporción situaciones lúdicas, como la de Trump jugando con puertorriqueños a lanzar rollos de papel toalla. Nada de lo que haga Trump les parece bien. Hay una oposición continua.

Ahora usan a estudiantes de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, para promover la narrativa de que Trump, la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) y los republicanos son responsables por la masacre de 17 personas. No se enfocan en Nikolas Cruz, la persona que realizó el atentado, ni se preguntan por las causas de este tipo de masacres y actos de violencia; la prioridad es usar esta tragedia para sacar millaje político.

Constantemente, los demócratas operan en alianza con medios de prensa irresponsables para realizar ataques contra la persona, falsificar información y promover narrativas que sirvan para demonizar a los republicanos y atraer la simpatía de los electores. A falta de proyectos y soluciones concretas a los problemas del País, recurren a la demagogia; apuestan por apelar a las emociones para vencer a la razón.

💬Ver 0 comentario