Blogs: Pasaporte boricua

Noticias

Pasaporte boricua

Por
💬0

El careo

No habría que ser un analista de excelencia para anticipar que la movilización de un portaviones de los Estados Unidos hacia las cercanías de Corea del Norte provocaría una reacción violenta del dictador norcoreano Kim Jong-un. Se trata de una pieza naval capaz de causar mucho daño a cualquier beligerante que se le cruce en su camino.

Y ahí lo tienen. El presidente de los Estados Unidos ha optado por carearse con el gallo norcoreano en un pleito entre fuerzas desiguales por la clásica milla. La imprudencia de Trump, alabada por los halcones ‘americanos’ es superada por la de Kim Jong-un que, ante el peligro inminente de un conflicto armado, responde con una bravuconada que equivale a un suicidio.

Trump no deja de amenazar a quien lo reta argumentando de que, si la China no lo disuade de su locura, él y su América se encargarán de resolver el problema. Comprenderán de lo que se trata habiendo armas nucleares en ambos bandos.

Pero esa es la política de Trump que no tolera retos y mucho menos de naciones de segunda clase en cuanto a poderío militar. Todo esto mientras en lo doméstico el presidente de mucha labia enfrenta el reto y protestas de cientos de miles de sus compatriotas que le exigen cumpla con el más sagrado de los deberes en una democracia capitalista: mostrar el pago de sus impuestos.

Tanto Japón como la China y ni se diga de Corea del Sur, tiemblan al pensar que Estados Unidos y Corea del Norte pudieran intercambiar ataques incluyéndose armas nucleares. Además, se especula sobre cuál sería la reacción de los chinos ante una barrida de los norcoreanos por las fuerzas superiores de los ‘americanos’.

¿Se imaginan una guerra entre el gigante estadounidense y el liliputiense norcoreano?

Pero nos tranquilizó el que, en noticia de último minuto se admitiera que la ruta de las fuerzas navales norteamericanas iba en dirección contraria a Pyongyang. Típica maniobra mediática de Trump a quien poca gente le cree. Sin embargo, el USS Reagan está ahora mismo anclado en Japón, lo suficientemente cerca de las Coreas como para seguir siendo una amenaza de agresión. Aunque es una amenaza que no parece importarle a Kim Jong-un (que también, como Trump, juega para las gradas). Y reitera que está dispuesto a pelear con las armas que fueran. ¿Estará loco?

Y amigas y amigos, es que de eso se trata: de dos locos. Pero es lastimoso que, uno de ellos, sea el presidente de la nación más poderosa del mundo. Y triste, porque, los ex abruptos de Trump se repetirán con otras naciones y con consecuencias que podrían acabar con la humanidad. Y eso incluye las colonias. Oremos.

Si el próximo careo es con la Rusia de Vladimir Putin, entonces, como dicen en el campo: “se pondrán los huevos a peseta”.

💬Ver 0 comentario