Blogs: Maleta en mano

Viajes

Maleta en mano

Por
💬0

Viajando con la familia y ¡hasta el gato!

Deep Creek Trail en Carolina del Norte.

Deep Creek Trail en Carolina del Norte.

Así nos gusta viajar, aunque en realidad yo nunca me llevé a Kitty de viaje, excepto cuando nos mudamos a la Florida, sí me encanta andar con mis hijos y “compañía”.

Sin duda viajar con el familión y los añadidos, hasta los vecinos, como yo le digo, tiene sus encantos, pero a veces he jurado no volver a hacerlo porque además de que hay que planificar muchísimo, ni mi familia ni mis amigos son seres perfectos, de esos que aparecen en la mejor foto de “feisbú” como familia modelo y dan “envidia de la buena”. Que todo el mundo quede complacido no es muy fácil que digamos.

Todavía recuerdo un viaje de fin de año por carretera desde Florida hasta Carolina del Norte, planificado con más de seis meses de anticipación y llegado el día, acabamos en un hospital en medio de la nada, porque una de las chicas se enfermó; los otros siguieron viaje y cuando por fin llegamos la última parte del grupo en la madrugada, nadie estaba conforme con la asignación de cuartos por familia. ¡Era como para devolverse a casa o sentarse a llorar!

Pero hoy los cuentos, las fotos y los recuerdos de ese viaje nos hacen reír, nos llenan de energía como familia y hasta nos tienen con ganas de planificar otros; algunos piensan que somos masoquistas, pero la realidad es que luego del comienzo con tropiezos, lo disfrutamos mucho.

Si quieres ir con la familia  o grupo extendido, te recomiendo que designen un líder “que coja la batuta”, como decía mi madre. Alguien que tenga el tiempo, la paciencia y la capacidad de organizar para que lleve la voz cantante por lo menos al momento de planificar el viaje. Que sea la persona contacto con la agencia de viajes, la aerolínea, hoteles, cruceros o agencias de excursiones. Eso sí, que todo el mundo tenga claro el presupuesto y el gasto. El don dinero puede ser un gran motivo de discusión.

No se trata de que el líder sea absoluto y de las directrices de una academia militar, después de todo son las vacaciones y los grupos adultos pueden hacer lo que quieran, pero hay un detalle: si van en grupo lo que hacen unos cuantos puede afectar al resto. Por eso es bueno que una o dos personas sean el centro de buscar información y pasarla a todos, en cuanto a horarios, lugares de reunión, tours grupales, etc.

Por ejemplo, si planifican comer en un restaurante, hacen la reservación y solo llegan algunos y los otros se retrasan, podrías perder la reservación. Si deciden hacer un paseo en grupo y alquilan un bote, tienen que estar todos a tiempo, y si se trata de ir al aeropuerto o abordar un crucero y algunos no llegan, podrían arruinar el viaje de todos.

Otra cosa más… por suerte no lo he pasado, pero se de familias que en reuniones largamente planificadas, discuten temas sensitivos cuando ya se pasan de sus traguitos o se ponen melancólicos. Deja esos temas para cuando regreses, habrá tiempo suficiente. Evita malos ratos y procura que los recuerdos de esas vacaciones sean de alegría. Si crees que no puedes cumplir con las reglas del grupo, viaja solo o limítate a tu familia inmediata. Todos te lo agradecerán.

¿Cómo manejan las vacaciones en tu familia? Cuéntame…

Para noticias, reseñas, ofertas y tips de viaje, busca la revista dominical De Viaje y accede a http://www.elnuevodia.com/revista/deviaje/

Escríbeme a raisarivas@gmail.com y conéctate conmigo en  https://twitter.com/raisarivas

Viajes en familia. Foto G. Mayí.

En viajes como estos se crean recuerdos para toda la vida.

💬Ver 0 comentario