Blogs: La Mancha

💬0

“City Beautiful”

Orlando-United

El pasado domingo gran parte del mundo se conmovió por lo sucedido en mi ciudad vecina, Orlando. Son muchas las preguntas y muy pocas las respuestas.

Somos muchos los latinos que no llevamos casi un año en Estados Unidos sin conocer dónde o con quien vivimos, a quien tenemos de vecinos, como nos comunicamos, etc. En mi caso llevo casi tres años aquí en Florida y he llegado a cogerle cariño a esta vida.  Gran parte de los latinos aquí en Florida vivimos abiertamente al público. Mostramos cariño, amabilidad, honorabilidad, respeto, alegría y mucho más. Todos somos unidos por algo llamado amor. Estamos acostumbrados a una vida de unión donde se ve la criminalidad, pero nos ayudamos el uno al otro a seguir adelante. Estamos acostumbrados a estar alerta de todo, pero muchas veces no ponemos en práctica esto; y mucho menos en un lugar donde nos sentimos a gusto, en familia y en unión. No hay palabras suficientes para describir el sentimiento que tuve al ver como mi ciudad vecina se unió y actuó tan rápido para salir adelante de lo ocurrido el domingo.

Esa mañana del domingo 12 de junio del 2016 cuando me levante pensé solamente en mi compañera de trabajo. No porque ella sea de la comunidad LGBT, pero porque en los fines de semana, como me ha contado, ella iba mucho a ese club en específico para pasarla bien con sus amistades que sí son parte de esta comunidad. Ella me contesto rápido para comunicarme que estaba bien y que esa noche no había “bajado para Pulse.” A los dos días que trabajé con ella le pregunte si estaba bien y la contestación fue “Estoy bien, pero esa mañana estuve como las locas porque una de mis amistades me dijo que iba a estar presente esa noche y nunca me contestaba cuando lo llamaba, pero él está bien. Él nunca fue esa noche a Pulse estaba en otro club.”

Cada una de las victimas tendrán siempre esa marca en su vida de sobrevivencia, esa pesadilla, esas heridas. Esas personas que salieron sin una bala en su cuerpo son dichosas y a la vez no lo son. Son dichosas por que no van a tener una cicatriz recordándole por la tragedia que pasaron, pero si van a tener en su memoria a los cientos de personas gritando por ayuda tratando de sobrevivir y de salir de ese lugar. Van a tener en su memoria a sus seres queridos, amistades o simplemente a personas que no conocían que tuvieron que dejar atrás.

Todavía hay dolor, todavía quedan heridas. Pero intentamos, dentro de todo, formar la paz. A salir en búsqueda de lo mejor para esas familias marcadas por esta situación. Buscamos alternativas para ayudar a aquellas personas que las necesiten. Creamos eventos para mostrarle a esas familias que no estan solos y que alrededor del mundo tienen a personas que quieren ayudar y que sienten su dolor.

Con amor y sentimiento los dejo son estas palabras. “…que el amor nos salve de la vida.” -Pablo Neruda.

💬Ver 0 comentario