Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

Otra estrella en ascenso

En medio de la constelación de peleadores de gran porvenir que exhibieron sus quilates el 23 de abril en el Coliseo Roger L. Mendoza, de Caguas, incluyendo a los jóvenes noqueadores Angel ‘Tito’ Acosta y Alberto ‘El Explosivo’ Machado, era comprensible que el debut de John ‘El Terrible’ Bauzá no llamara demasiado la atención.

Esto a pesar de que el boricua radicado en Nueva Jersey, quien el 11 de abril acababa de cumplir los 18 años, exhibió unas dotes impresionantes al despachar en menos de medio minuto a Franklin Torres, de Vega Baja y es un peleador alto, de gran alcance y guardia zurda, que suelta sus golpes con velocidad y gran autoridad.

En fin, es lo que puede esperarse de un peleador que como aficionado amasó un récord de 170-8, con siete campeonatos de los Guantes Dorados, y que en enero, efectivamente, ganó el campeonato de los Estados Unidos en las 141 libras.

Se suponía, pues, que por lo menos despegara como el principal candidato a representar a la escuadra norteamericana en ese peso en las Olimpiadas de Río. Pero se topó con un obstáculo: era inelegible para el boxeo de las Olimpiadas debido a que no había cumplido 18 años en el 2015. “Antes no era así”, dijo su padre y entrenador, el catañés Juan Bauzá, cuando se le recordó que Jeyvier Cintrón solo tenía 17 años cuando peleó por Puerto Rico en los Juegos de 2012. “Eso lo cambió el presidente nuevo de la Federación Internacional”.

Ante esa situación, John quedó únicamente con la opción de competir por los Estados Unidos en los Campeonatos Mundiales Juveniles, que se celebrarán en Rusia.

“Pero van a ser en octubre”, dijo su padre, quien se mudó con su familia a los Estados Unidos hace ocho años. “Eso quería decir que John iba a estar como seis meses sin hacer prácticamente nada, porque este era un año en el que no iban a haber muchas competencias nacionales grandes en los Estados Unidos -por ser año olímpico- y en los torneos estatales nadie quería pelear con él”.

Así, el profesionalismo se convirtió en la alternativa más viable y John, quien pelea a la zurda aunque es un derecho natural y es manejado por su madre bayamonesa, firmó promocionalmente con la empresa RocNation Sports, socia de la Miguel Cotto Promotions que presentó la cartelera de Caguas. Su padre, de paso, tiene una larga relación con Miguel Cotto: “Nos conocemos desde hace mucho”, dijo. “De hecho, fuimos rivales como aficionados”.

El mayor de los Bauzá también tuvo una extensa carrera en el aficionismo, haciendo 124 combates.

John, entretanto, dijo que planea bajar de peso en el profesionalismo.

“Esta pelea la hice en 140 libras, pero de la segunda en adelante voy a pelear en 135, que es mi peso natural”, dijo el peleador que posee una sonrisa panorámica que parece diseñada para brillar en las entrevistas sobre el ring respondiendo las preguntas de Max Kellerman o Jim Gray.

Obviamente, en el aficionismo, que salta de las 132 a las 141, no hay esa opción intermedia.

Lo cual quiere decir que el peso ligero, donde ya está haciendo campaña Félix Verdejo y donde dentro de no mucho también podrían pasar a residir prospectos como Machado y Alberto Mercado, por no hablar de los ya campeones mundiales de las 130, Sniper Pedraza y Rocky Martínez, pronto podrían contar con otro peleador boricua de gran categoría mundial.

‘The more, the merrier’, como dicen los americanos.

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad.

(ceuyoyi@hotmail.com).

En twitter, 6418luis

En Facebook, Jorge L. Prez

💬Ver 0 comentario