Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

Gran oportunidad para McJoe

 

Al igual que su hermano gemelo, McWilliams, McJoe Arroyo pudo haberse desencantado con el boxeo hace mucho tiempo.
Después de todo, luego de una ilustre carrera en el aficionismo, donde fue a unas Olimpiadas y hasta ganó una medalla de bronce en un Mundial, el zurdo de 29 años apenas tiene un récord de 16-0 con ocho nocauts en más de cinco años como profesional, en parte debido a que la compañía a la que ambos pertenecen, la Puerto Rico Best Boxing, no está tan activa como antes.
A modo de ejemplo: Félix Verdejo ha hecho 18 peleas en menos de tres años.
Pero finalmente, McJoe estará disputando el sábado por primera vez un cetro mundial al medirse en El Paso, Texas, con el filipino Arthur Villanueva (27-0 y 14) por el vacante cetro supermosca de la FIB en un combate que será transmitido por Showtime.

 

McJoe Arroyo.

McJoe Arroyo.

“Son tiempos muy difíciles para el boxeo”, dijo su entrenador, Anthony Otero, refiriéndose a la relativa lentitud con que se ha movido la carrera de su peleador, “pero estamos muy agradecidos por el esfuerzo que ellos han hecho y por habernos conseguido esta oportunidad”.
Y parece ser una oportunidad mucho más digerible que la que tuvo McWilliams, quien en abril de 2014 sufrió una controvertida derrota en Tailandia ante Amnat Ruenroeng al disputar el cetro mosca de la FIB en la tierra del campeón.
“Fuimos a bailar a la casa del trompo”, reconoció Otero, discípulo del desaparecido y añorado José Ramón ‘747’ Martínez como mandamás en el gimnasio Fito Ramos de Fajardo.
De hecho, Otero, quien cuenta con 39 años y se retiró como boxeador profesional en 2003 luego de hacer 11 peleas, recordó que lleva 27 años ligado al gimnasio en el cual una vez entrenó el legendario campeón mundial, John John Molina.
Pero, como entrenador en combates de título mundial, tiene un récord de 0-2: la derrota de McWilliams y, más recientemente, el combate en el cual Thomas Dulorme cayó ante Terence Crawford por el cetro vacante de la OMB para las 140 libras, “aunque en esa pelea yo no fui el entrenador principal, sino que fui a ayudar”, dijo.
“Pero esta vez vamos a pelear con un filipino en un sitio neutral y yo espero que gane mi gallo”, agregó.
Aún así, Otero no anticipa una pelea fácil con Villanueva, quien tiene marca de 27-0 y 14 nocauts.
“He visto muchos vídeos de Villanueva, todos los días”, dijo, “y siempre veo algo nuevo”.
“Es un filipino y los filipinos son guerreros, igual que los mexicanos”, agregó Otero. “Tiene muchas cosas buenas y es un buen peleador que está invicto, pero también le hemos visto muchos defectos y vamos a tratar de aprovecharnos de ellos”.
“Hemos entrenado muy bien para esta pelea y con el favor de Dios vamos a traer ese título para Puerto Rico”.

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter 6418luis@jorge L. Perez
En Facebook, Jorge L. Prez

💬Ver 0 comentario