Blogs: El Blog Mágico

General

El Blog Mágico

Por
💬0

¿Te has visto fuera de tu cuerpo?

¿Alguna vez sentiste que flotabas por el aire y cuando miraste hacia abajo te viste a ti mismo acostado en tu cama? ¿Y recuerdas si estabas soñando o si te ocurrió despierto? Seguramente te asustaste, pero no hay nada misterioso ni dañino en esto.

Si estabas soñando o despierto lo que has vivido se llama una “experiencia fuera del cuerpo” o una “proyección astral”. También se conoce como “desdoblamiento”. En inglés se conoce por las siglas OBE de “Out of Body Experience” y se ha estudiado desde la década de 1950 cuando el ingeniero de sonido Robert Monroe sacudió a la comunidad científica con sus hallazgos sobre este fenómeno. Actualmente The Monroe Institute, que el fundó en los Estados Unidos, continúa estudiando y comprobando que nuestra conciencia – despiertos o dormidos — no tiene fronteras.

Cuando tenemos una experiencia de este tipo no es que “abandonamos” nuestro cuerpo físico. Lo que se desprende es nuestro cuerpo astral que es parte de nuestro campo magnético o aura. Con este cuerpo astral podemos ir a cualquier punto del universo. La mayoría de las personas lo hacemos todas las noches cuando dormimos. Investigaciones realizadas en los pasados años revelan que entre el 71 por ciento y el 81 por ciento de las personas estudiadas han visto sus propios cuerpos.

Todos los humanos tenemos la capacidad de soñar despiertos o dormidos con lugares lejanos o cercanos y visitarlos en nuestra mente.  La realidad  es que todo lo que podemos imaginar existe en alguna parte de este mundo o mundos paralelos.  Para los escépticos, la explicación está en trastornos del sueño, consumo de drogas alucinógenas o en cambios neuroquîmicos que ocurren en un cerebro enfermo o al borde de la muerte clínica. En todo caso, estas experiencias fuera del cuerpo o viajes astrales sirven para reconfirmar que nuestra conciencia es una entidad separada de nuestro cuerpo y sigue activa cuando dormimos, estamos en estado de coma, agonizantes o muertos. Esta conciencia es capaz de ver, oir y sentir. Ejercicios de visión remota que desarrollaron las agencias de inteligencia (espionaje) de la Unión Soviética y los Estados Unidos durante la guerra fría (después de la Segunda Mundial y hasta la caída del Muro de Berlîn), comprobaron que nuestra conciencia puede desplazarse por largas distancias y percibir objetos.

A finales de los años sesenta el doctor Charles Tart inició los primeros experimentos con personas que podían “salirse” de sus cuerpos a voluntad. En una prueba se colocó una cifra numérica a la altura de cinco pies y medio por encima de la cama donde una voluntaria se acostó para realizar su viaje astral.  Cuando regresó de éste, la joven fue capaz de decir sin fallar las cinco cifras del numero: 25132. Según el experimento, las probabilidades de “adivinar” esa cifra eran nada menos que … ¡de una en cien mil!  Desde entonces son miles los testimonios que se escuchan en el mundo de personas que aseguran haberse visto fuera de sus cuerpos.

¿Te ha ocurrido a ti? Cuéntame tu historia.

Te espero en www.virginiagomez.com y Facebook en: La Hora Mágica con Virginia Gómez – Ciencia y Espiritualidad ®. Para charlas y citas privadas: (787) 510-0711.

 

 

💬Ver 0 comentario