Blogs: Desde Washington

Noticias

Desde Washington

Por
💬0

Harvey

Las imágenes son aún desgarradoras en Houston, horas después de que el ciclón Harvey y el mal tiempo que ha dejado comenzara a azotar, como tormenta, la costa del estado de Luisiana.

Las inundaciones causadas por el huracán Harvey en ciudades como Houston, Galveston y Corpus Christi, han provocado ya por lo menos 30 muertes y que decenas de miles hayan quedado temporeramente sin hogar. Muchos han perdido todas sus pertenencias.

Partes de Houston son virtualmente lagos. Zonas se convirtieron en peligrosos ríos. Los rescates de personas atrapadas en sus hogares puede no haber terminado.

Son inundaciones no vistas en cientos de años. Más de 17,000 ya han tenido que ser desalojados de sus viviendas. Las autoridades prevén que los refugiados serán más de 30,000.

Se calcula que una cuarta parte del condado de Harris, el más grande de la zona de Houston y con una población de más de 4 millones de personas, está inundado.

La ciudad de Houston tiene una población de alrededor de 2.3 millones de personas. Pero, la zona metropolitana que le rodea alcanza los 6.4 millones de habitantes.

En áreas de Houston cayeron cerca de 52 pulgadas de lluvia.

En una ciudad en que no hay leyes de zonificación y en la que los expertos coinciden en que el concreto y la falta de planificación han incrementado las inundaciones, la recuperación tardará semanas.

A partir de la semana próxima, le tocará al Congreso intervenir en la crisis.

El liderato del Congreso y la Casa Blanca tendrán en septiembre la tarea de echar hacia delante un paquete de asignaciones para asistir a Texas, Luisiana y cualquier otro estado que quede dañado por Harvey.

El presidente Donald Trump, quien tuvo ayer reuniones en Texas, reconoció que las áreas afectadas requerirán  “muchos miles de millones de dólares” en asistencia federal.

El Congreso reanudará sus sesiones el martes, con una agenda que incluye ya otras tres tareas claves, solo para el mes de septiembre: elevar el tope de la deuda pública estadounidense -que ahora alcanza los $16.7 billiones (trillions en inglés)-; aprobar una asignación temporal del presupuesto federal vigente que vence el 30 de septiembre; y determinar si reautoriza el plan de salud infantil (SCHIP) o si deja ese tema para un poco más adelante en el año.

💬Ver 0 comentario