Blogs: Bienestar Animal

General

Bienestar Animal

Por
💬0

El efectos de la pirotecnia en los perros y gatos

Mucho se ha escrito y documentado sobre los efectos desbastadores que tienen las detonaciones navideñas sobre los animales, particularmente en los perros y gatos. Las campañas que se han llevado a cabo en años recientes sobre “No Balas al Aire” en la despedida de año han rendido frutos y hemos visto una disminución de accidentes y muertes por motivo de esa poco civilizada y absurda práctica para recibir un nuevo año.

Sin embargo no hemos creado conciencia o no hemos sido educados lo suficiente para conocer sobre los efectos que tienen las detonaciones de fin de año o durante periodos navideños, no sólo en humanos, en esta ocasión en nuestros animales.
Hemos pasado un año de grandes retos donde la empatía, la solidaridad, la unión familiar se hace cada vez más relevante y necesaria. Los traumas de María se han sentido en todas las dimensiones de nuestra vida cotidiana como personas, sociedad y país. Esos mismos traumas adquieren un dimensión mayor en nuestros mascotas y animales de la calle que no tienen voz para expresar lo que sienten, lo que sufren y lo que los angustian y actúan por su propio instinto en ocasiones irracional. Esto conlleva a consecuencias desastrosas para ellos, para sus guardianes y para la comunidad en general, en caso de los perros abandonados a su suerte, en las calles de nuestro país.

¿Conoces los efectos que tiene sobre los perros las detonaciones? Pues si no los conoces déjame reseñar algunos de ellos: miedo, ansiedad, taquicardia, incapacidades, temblores, ataques de pánico, inseguridad, pérdida de audición y en mucho casos la muerte. He conocido casos cercanos en donde una simple detonación de un petardo provocó que un perro de una de nuestras voluntarias perdiera tres de sus uñas tratando de protegerse y rasgando paredes, piso y puertas para poder escapar de su angustia. Muchas mascotas que conozco y protegidas por una familia acogedora, y en completo estado de salud, han muerto por el efecto que le ha provocado una detonación porque su corazón no aguantó el susto que provocó el mismo. Una vecina vivió momentos de gran tensión y pena al perder durante toda una semana a su Golden Retriever quien saltó una verga de seis pies asustada por las detonaciones y aun estando dentro de la casa, buscó escaparse porque se sintió insegura.

Y ni hablar de las historias que nadie cuenta o se enteran de los perros y gatos de las calles que mueren cada año atropellados en las vías públicas, en santuarios, albergues por los sustos y el impacto que la pirotecnia les causan. Personas inconscientes, incluyendo niños, que abusan de los perros y gatos colocando petardos cerca de ellos para ver cómo reaccionan éstos cuando detonan casi en sus hocicos. Estos son actos de violencia que no pueden ser permitidos, porque el niño que maltrata a un animal, así lo hará con los suyos en un futuro.

El doctor Gregory Berns, neurobiólogo especializado en el comportamiento canino, describía así el comportamiento de los perros ante la explosión de petardos o fuegos artificiales. Berns señala que los perros no tienen “la capacidad de racionalizar su ansiedad, y puede que sufran una forma más cruda e intensa de terror”.

Por otra parte, un estudio de la Universidad de Oslo señalaba que los petardos y los fuegos artificiales son los principales causantes del terror, por delante de otros ruidos fuertes, los truenos de las tormentas y el ruido del tráfico. La ASPCA, la principal y más longeva asociación por los derechos de los animales de Estados Unidos, advierte de que los petardos y las tormentas provocan cerca del 20% de los casos de animales extraviados.

Por lo tanto que hacer para controlar los efectos de los fuegos artificiales en los perros y gatos puede ser de mucha utilidad, a continuación algunas recomendaciones:
• Prepara un lugar de refugio para nuestro perro o gato en el lugar más protegido de ruidos de la casa, ponerle su cama, comida, agua y sus juguetes preferidos para que se encuentre a gusto
• Es importante también que no tenga mucha energía, debemos intentar tener al perro cansado.
• Podemos dar de comer antes ya que así le produciremos de forma natural ganas de dormir
• Podemos relajarlo mediante varios productos dependiendo del nivel de estrés que sufra el perro o gato por lo cual consulta a tu médico veterinario de la mejor opción
• Es importante que ante una mascota asustada no nos mostremos enfadados ante su estado, solo podemos empeorarlo
• Podemos poner música o televisión de fondo para reducir el ruido externo

Pero sobretodo lo más importante es evitar el uso de detonantes en nuestro propio hogar y educar en nuestro vecindario sobre este tema. En muchas comunidades y urbanizaciones existen juntas de vecinos lo cual nos brinda la oportunidad de ofrecer literatura o charlas para crear conciencia sobre este tema.

Que el 2018 sea uno más empático hacia la problemática que todos tenemos como país en relación al bienestar animal y bienvenido a nuestro Blog “Bienestar Animal” en donde tú serás parte de nuestra agenda para adelantar las causas que necesita nuestro país en beneficio de aquellos que no pueden expresarse. ¡Nosotros seremos sus voces y sus oídos!

 

 

💬Ver 0 comentario