Blogs: Vivir con Cáncer

Salud

Vivir con Cáncer

Por
💬0

¿Qué piensas, qué sueñas, qué deseas?

¿Qué piensas, qué sueñas, qué deseas? Todo al alcance de tu mente, todo en un solo ejercicio mental. Visualízalo e imagínalo y lo tendrás. Todo en un pequeño e ilimitado lugar que es la mente. Y al crearlo y poseerlo ya es tuyo, pero también, se convierte en realidad. Porque se da en el plano donde todo es posible y todo es real, en la mente. Y al pensarlo lo vives, sientes emociones y experimentas sentimientos. Pues eso que piensas late, tiembla, se estremece, quema, congela, paraliza, te mueve, esto es, cobra vida.

Eso que crea tu mente te hace reír, llorar, sufrir, gozar, sudar, rezar, abrazar, unir, rechazar, seleccionar, pero sobre todo, amar.

Piensa que estás bien, que quieres vivir, que quieres seguir, luchar, caminar, correr, brincar, bailar y llegar. Que no es el final.

Piensa que el Dios de la Vida siempre está presente para regar de bendiciones tus caminos.

Piensa que eres un generador de amor y un gran distribuidor del mismo. Que no te sacias de regalar amor. Que tienes una eterna sed de dar amor. Que eres amor porque provienes del Amor.

Piensa que estás sano, que no tienes heridas, que no tienes cicatrices, que tu cuerpo está limpio, que no hay dolor, que se esfumó el sufrimiento y que tienes salud en abundancia.

No te rindas. Corre a saludar y a compartir con tus amigos. Ellos te esperan para abrazarte, te aceptan y te comprenden, y quieren darte su amor. Entusiásmate pues tienes amigos que te aman y que gozan con tu presencia. Ellos sienten y padecen como tú, pero se alegran de sus travesías y de que les acompañes, de que camines con ellos y te sientes a contemplar los amaneceres.

Eres un ser humano maravilloso y muchas cosas vas a experimentar. Porque eres múltiple, eres complejo y eres un sistema fascinante de procesos. Eres humano y eres extraordinario. Y tienes la naturaleza para deleitarte, para admirarla y respetarla, y para fecundarla de amor en cada paso. Recorre sus caminos para que crezcas en la marcha, para que te nutras con su energía y vigor. Descansa entre sus brazos para que sueñes como un niño.

Sé feliz pues lo tienes todo. Mírate, nada te falta. Tus carencias no son físicas, son del alma. Anímate y comienza a alimentar tu espíritu. Llénalo del amor del Padre, pues es fuente inagotable de dicha y felicidad. Penetra en tu interior para que descubras tus dones y atributos, para que te deslumbres con la Luz que habita en ti.

Eres una persona hermosa, no desperdicies el tiempo. La vida es tiempo, no la desperdicies. Lucha por ese privilegio que es la vida. Y disfruta la lucha, es hermosa y sabrosa. Lucha por superarte, lucha por tu bienestar, ya que la lucha no cansa. La lucha te refresca y te renueva, y sus frutos son fruta deliciosa.

Sé feliz, pero hazlo ya. Sé feliz ahora, en este momento y aquí. Sé feliz ya. No tienes opción, no tienes excusas. La felicidad te llama a gritos, con urgencia. No esperes más, es vital y es tu meta inmediata.

Sé feliz, no la rechaces. La adversidad es fuente de felicidad. El proceso y la lucha te brindan felicidad.

No esperes más y haz de tu corazón el hogar permanente de la felicidad.

¡Dios camina contigo!

 

 

💬Ver 0 comentario