Blogs: Trumpstorming

💬0

La administración Trump inicia diálogo con Wanda Vázquez

La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, conversó por teléfono con Doug Hoelscher, asesor del presidente Trump y director de la oficina de Asuntos Intergubernamentales (IGA, por sus siglas en inglés). En la conversación participaron Jennifer M. Storipan, directora ejecutiva de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA, por sus siglas en inglés), y Philippe A. Mesa, secretario de Política Pública de La Fortaleza. Nic Pottebaum y Dan Horning se sumaron a la conversación telefónica en representación de IGA. La iniciativa para comenzar acercamientos entre el gobierno federal y el gobierno de Puerto Rico fue de la Casa Blanca.

IGA es el enlace o puerta de entrada para comunicarse con la Casa Blanca sobre asuntos entre gobiernos estatales y el gobierno federal. La administración del presidente de EEUU, Donald Trump, se acerca a Vázquez para medir las aguas. La Gobernadora agradeció la iniciativa y aprovechó la oportunidad para solicitar una reunión con el Presidente. Quiere atender asuntos, como el desembolso de fondos federales para la recuperación de Puerto Rico y los fondos de Medicaid.

La Casa Blanca perdió la confianza en el gobierno de Puerto Rico, por los ataques frecuentes que realizó el ex gobernador Ricardo “Ricky” Rosselló y por la falta de diligencia y transparencia en el manejo de los fondos federales. Vázquez debe demostrar que está dispuesta a dirigirse de forma respetuosa y colaborativa para agilizar el desembolso de fondos. No puede caer en expresiones del tipo “Me vale” o “Si el ‘bully’ se acerca, le daré un puño en la boca”. Ese estilo irresponsable y beligerante no abonaría a restablecer una comunicación efectiva.

Hasta el momento, no se sabe cuál es la postura de Vázquez sobre la propuesta para designar a un coordinar que supervise los fondos federales destinados a la reconstrucción de Puerto Rico. Esta propuesta tiene el aval de la comisionada residente, Jenniffer “JGo” González, con quien Vázquez sostiene reuniones y, según indica, tiene “una excelente relación de trabajo”.

Tampoco se sabe cuáles son sus inclinaciones políticas: ¿es republicana, demócrata o independiente? El juego de relaciones públicas de Vázquez consiste en no revelar sus posturas ideológicas, responder con vaguedad, no identificarse públicamente con ningún partido ni candidato político y tratar de quedar bien con todos los bandos. Busca ganar tiempo para asentarse en la gobernación. Sin embargo, tarde o temprano, tendrá que ofrecer respuestas categóricas y tomar decisiones que no gustarán a unos sectores. Aunque diga que no es un político, en la práctica lo es; el puesto de gobernadora es uno político. No se puede estar con Dios y con el Diablo.

Con el tiempo, los medios de prensa tendrán que fiscalizarla y cuestionarla sobre sus decisiones y omisiones. Por el momento, domina el encantamiento de los primeros días, pero el amor no dura para siempre. No se puede reportar lo que no ha ocurrido ni lo que no se ha dicho ni decidido. Sin embargo, la paciencia y la espera por respuestas concretas tienen un límite.

Veremos si decide firmar el Proyecto del Senado 1050 —la nueva “Ley de Armas”— o si lo veta. El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, conversará sobre este asunto con Vázquez.

También, sabremos si se mantiene “neutral” en asuntos político electorales una vez se acerquen las primarias y si logra zafarse de las presiones de los partidos nacionales (de los demócratas y los republicanos) que buscan endosos en Puerto Rico. Por ejemplo, los candidatos políticos del estado de Florida buscan apoyo entre los políticos de la Isla, para persuadir a los electores puertorriqueños que residen en ese estado. “Ricky” se inclinó por los demócratas en las elecciones de medio término y en sus recaudaciones de campaña. Más tarde sabremos si Vázquez se mantiene “neutral”.

Tal vez Trump le pregunte, directa o indirectamente, sobre su afiliación política, como lo intentó con “Ricky”, al pedirle dos senadores republicanos a cambio del apoyo a la estadidad. Aunque Vázquez no parece interesada en atender el asunto del estatus de Puerto Rico, pues en su rol de ente “neutral”, no desea revelar aspectos de su identidad. Según indica, se dedicará a completar lo que queda de su mandato.

Por el momento, no ha nombrado a alguien para el puesto de secretario de Estado. Ese puesto se convirtió en un presagio de quien podría ser el próximo gobernador. Luego de la controversia con Pedro Pierluisi y “JGo”, nombrar a un secretario de Estado se tornó en una decisión que requiere de consenso o acuerdo entre ramas de poder y políticos del Partido Nuevo Progresista (PNP).

Será un año y medio complicado en materia de relaciones públicas. Apagar fuegos y apaciguar tensiones será uno de los roles de la Gobernadora. Quedan pendientes las investigaciones del Departamento de Justicia de Puerto Rico sobre el chat de Telegram y otros casos relacionados con la administración de “Ricky”. No importa lo que pase, se hagan referidos a la Oficina del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (OPFEI) o no, hay potencial de incendio. El trabajo de bombero político será arduo, pues las temperaturas están altas y hay combustible de sobra para que las llamas se intensifiquen.

 

 

💬Ver 0 comentario