Blogs: Trumpstorming

💬0

Trump tiene razón sobre la corrupción e ineptitud en Puerto Rico

La cleptocracia (gobierno de corruptos) y kakistocracia (gobierno de ineptos) son los dos conceptos que mejor describen el sistema político que domina en Puerto Rico. Luego de la publicación de 889 páginas del chat de Telegram, disponibles en la página web del Centro de Periodismo Investigativo (CPI), se evidenció que la ineptitud es una cualidad y vicio de la administración del gobernador Ricardo “Ricky” Rosselló. Antes de que el CPI publicara los fragmentos del chat, en el cual participaron los más cercanos colaboradores del Gobernador —todos hombres—, ocurrieron arrestos de seis funcionarios y contratistas de gobierno: la ex secretaria de Educación, Julia Keleher, y la ex directora de la Administración de Seguros de Salud (ASES), Ángela Ávila, fueron dos de las funcionarias arrestadas por el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

El presidente de EEUU, Donald Trump, publicó varios tuits relacionados a la corrupción y a la ineptitud del gobierno de Puerto Rico. Uno de los tuits indica: “…”The people of Puerto Rico have one of the most corrupt governments in our country” @LouDobbs” (14 de septiembre de 2018). Cita al comentarista de Fox Business Network, Lou Dobbs, para hacer una crítica que expresa su percepción sobre el gobierno de Puerto Rico; considera que es “uno de los más corruptos del País”. Este tuit molestó a políticos de la Isla, entre ellos el Gobernador.

Un segundo tuit del Presidente indica: “La gente de Puerto Rico es maravillosa, pero los políticos ineptos están tratando de utilizar las masivas y ridículamente altas cantidades de fondos de huracanes/desastres para pagar otras obligaciones…” (23 de octubre de 2018). El 2 de abril de 2019 publicó otro tuit en el que tilda a los políticos de la Isla como “extremadamente ineptos”, por quejarse y exigir más dinero para la recuperación pos huracán María, mientras “gastan el dinero tontamente o corruptamente”.

En respuesta a los comentarios de Trump, el gobernador de Puerto Rico ofreció una entrevista en CNN que dio indicios de su inmadurez. La entrevista con el reportero Jim Acosta resaltó por las siguientes expresiones: “Si el bully se acerca, le daré un puño en la boca”. Según indica el Gobernador, se refería a “Mick” Mulvaney.

En el chat de Telegram se hace referencia al momento en que Trump nombra a “Mick” Mulvaney, el director de la Oficina de Presupuesto y Gerencia, como jefe interino de la Casa Blanca. El cabildero Elías Fernando Sánchez Sifonte escribió, “malo, malo”, para referirse a Mulvaney. Christian Sobrino, representante del Gobernandor ante la Junta de Supervisión Fiscal y director de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), lo tildó de “racista”. El prejuicio en contra de Mulvaney le resta credibilidad al Gobernador respecto a su denuncia sobre que este insultó a los funcionarios que envió para solicitar una reunión con el presidente Trump. Quienes mostraron una actitud prejuiciada y de rechazo a Mulvaney fueron los colaboradores más cercanos del Gobernador.

Trump y Mulvaney quedan reivindicados. El chat de Telegram sirve para conocer el carácter del Gobernador y de sus colaboradores en asuntos de estrategia y comunicación. No tuvieron la buena fe de acercarse a la Casa Blanca con respeto. Las expresiones de “Ricky” en la entrevista con Acosta lo constatan. Esto es muestra de la ineptitud del gobierno de Puerto Rico en el manejo de las comunicaciones.

Los prejuicios de “Ricky” y sus colaboradores respecto a los republicanos y sobre la administración Trump dificultaron mantener una relación estrecha y cordial, a pesar de que el Presidente fue el primero en visitar la Isla durante una emergencia y de que recibió al Gobernador en la Casa Blanca como se recibe a cualquier jefe de Estado. “Ricky” publicó una carta para criticar la orden ejecutiva de Trump que prohíbe la entrada temporera de ciudadanos de países en los que operan organizaciones terroristas islámicas y otra carta para reaccionar a las expresiones atribuidas al Presidente sobre el manejo deficiente de los fondos para la recuperación pos huracán María. Aprovechó cada oportunidad que tuvo para realizar ataques contra Trump; tildó algunas de las órdenes ejecutivas del Presidente de “inhumanas” e “indignas”.

La administración de “Ricky” se quejó de que no se desembolsan los fondos federales para la reconstrucción de Puerto Rico con agilidad y le echó la culpa a la administración Trump por los atrasos. Sin embargo, en el chat de Telegram se revela que los colaboradores del Gobernador eran conscientes de los atrasos y fallas de la administración de “Ricky”, pero se los achacarían a Trump. Por la negligencia del gabinete del Gobernador, todavía no se desembolsan los fondos federales que maneja el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano federal (HUD, por siglas en inglés). Otro obstáculo para agilizar los desembolsos es que el Gobernador se opuso a que Casa Blanca designara a un coordinador que supervise el uso de los fondos federales para la reconstrucción. Esta oposición fue notable en el chat de Telegram.

Mulvaney fue quien propuso la creación del puesto del coordinador de los fondos federales. La comisionada residente en Washington, DC, Jenniffer “JGo” González, estuvo de acuerdo. Pero, la administración de “Ricky” no coincidió, igual que ocurrió con el asunto de clasificar a Puerto Rico como jurisdicción doméstica para fines contributivos federales.

“JGo”, el presidente del Senado de Puerto Rico, Thomas Rivera Schatz, y otros “republicanos” también son criticados en el chat de Telegram. Las 889 páginas contienen ejemplos del choque de ideas entre la visión pro demócrata y de gobierno grande de “Ricky” versus el marco conservador fiscal de la Junta de Supervisión Fiscal y de Casa Blanca. “Ricky” no le da la bienvenida a la fiscalización federal. Este rechazo a la fiscalización deja entrever que no hay un genuino interés por evitar la corrupción gubernamental. La cultura cleptocrática se manifiesta en las expresiones contenidas en el chat.

El ataque a periodistas, a políticos opositores que fiscalizan al Gobierno y a otras figuras públicas es notable. No son ataques que se limiten a meras opiniones, chistes o insultos; hay visos de ilegalidad y de posible persecución política. Habrá que esperar por los resultados de la investigación del FBI sobre las expresiones contra la labor del ex monitor federal de la Policía, Arnaldo Claudio. Todavía no hay cargos ni se puede concluir formalmente que hubo delitos, aunque el chat de Telegram, como mínimo, desenmascara a “Ricky” y a sus colaboradores.

Si había dudas de que en Puerto Rico existe una cultura cleptocrática y kakistocrática, con el #TelegramGate quedan disipadas.

Nota del autor:  La Casa Blanca se expresó sobre los arrestos de funcionarios en Puerto Rico y respecto al chat de Telegram mediante declaraciones de su secretario de prensa, Judd Deere. Considera que son eventos desafortunados que le dan la razón al presidente Trump, quien denunció la mala gestión, la politización y la corrupción. Se mantiene el compromiso de la administración Trump con la recuperación de la Isla. También, hay firmeza en la protección de los contribuyentes y de los sobrevivientes de Puerto Rico de la corrupción política y del abuso financiero (la traducción y paráfrasis es mía).

 

💬Ver 0 comentario