Blogs: Puerto Rico Sentipensante

Uncategorized

Puerto Rico Sentipensante

Por
💬0

Universitarios en Puerto Rico ante la pandemia

Muchas veces queremos ver números (o datos) para resaltar que existe un problema. De hecho, a veces mediante los números es que podemos destacar que una situación afecta a la mayoría de la población. Sin embargo, a veces, esos números se guardan en la parte de atrás de la memoria y no vemos el impacto que pueda tener sobre la vida de las personas.

Por esa razón, Mentes Puertorriqueñas en Acción decidió publicar los resultados de un cuestionario distribuido entre estudiantes universitarios de Puerto Rico observando un balance entre los hallazgos generales y las historias detrás de algunos de esos datos. En el Informe sobre los efectos de la cuarentena en los ingresos de la población universitaria en Puerto Rico se pueden destacar algunas estadísticas impactantes. Por ejemplo:

  • más de una ⅓ parte de las personas participantes expresaron haber perdido su empleo a causa de la situación actual referente al COVID-19;
  • el 67.3% de las personas estudiantes participantes ha visto una merma en sus ingresos, lo cual ha recrudecido la precariedad económica en que se encontraban, y
  • cerca del 25% de la población participante indicó que acceden a sus clases en línea principalmente mediante el celular o una computadora prestada.

Esos datos impactantes pudieran ser vistos como números abstractos mientras se olvida que se refieren a vidas afectadas y para las que debe existir una respuesta desde el gobierno, las instituciones universitarias y la sociedad civil. Por esta razón decidimos complementar los resultados cuantitativos con los testimonios que nos hicieron llegar algunas de las personas que respondieron. A modo de ejemplo, destaco aquí tres testimonios que demuestran la urgencia de tomar acciones:

“Que se entienda el deseo de tener trabajo como una necesidad de pobreza, no como algo realmente anhelado, porque nadie quiere exponerse al COVID-19, pero nadie quiere morir de hambre”.

Con este testimonio podemos ver el reclamo de generar ingresos como una necesidad producto de la condición de pobreza. Esto contrasta significativamente con algunos discursos que reclaman que las personas quieren volver a trabajar como justificación para reabrir la economía. Hay una complejidad en las decisiones que se deben tomar para abrir ciertos componentes de la economía. Sin embargo, pudiera ser los salarios bajos que tienen los puertorriqueños lo que provoque esa incapacidad de tener ahorros y, por tanto, verse en la obligación de exponerse al coronavirus para generar ingresos y llevar la comida a su casa.

“Tengo dos bebés. La situación ha sido sumamente difícil, al no tener cuido, pero tener que seguir cumpliendo con mis responsabilidades en el hogar y universitarias”.

Este testimonio complejiza el entendido de que ante la pandemia nos movimos a un escenario remoto que es más o menos igual. Eso de convivir con el coronavirus, requiere ser reflexionado desde preguntas como: ¿Qué pasa con aquellas personas que tienen hijos y que trabajan y estudian remoto? ¿Qué tiempo tienen para el cuido de sus hijos? O incluso, debemos preguntarnos la situación de aquellas personas que tienen que dar un apoyo más fuerte a la educación de sus hijos por el escenario remoto de las clases. ¿Se va a configurar el escenario laboral y las horas de vida para permitirle el tiempo de asumir mayor responsabilidad en la educación de sus hijos?

“He tenido problemas constantes con la data del teléfono y el hotspot (los uso para estudiar y trabajar porque no tengo internet de cable). [Se] me está haciendo difícil poder estudiar y/o trabajar adecuadamente”.

Este último testimonio presenta la realidad de que el acceso al internet no es igual en todo el país. Aunque se articula como que irse al formato digital es dar videoconferencias, la situación de estudiantes universitarios (y no universitarios) es que no cuentan con internet de cable. De hecho, si contaran con ese servicio, no es un servicio de alta velocidad que les permitiría conectarse por videoconferencia para sostener un diálogo con su entorno educativo. Por tanto, hacer la migración al formato en línea con la infraestructura tecnológica que hay en el país hoy supone que va a ser distinto para estudiantes en el área metropolitana que para estudiantes en zonas rurales cuyo servicio de internet tiene sus limitaciones.

Si quieres conocer más sobre los hallazgos de este informe, puedes presionar sobre este hiperenlace.

💬Ver 0 comentario