Blogs: Plenamente

💬0

Mirar con nuevos ojos

Con esa exhortación comenzamos nuestro espacio de Focusing y Ecoturismo el pasado sábado en el Centro Ecoturístico del Este donde nos reunimos con personas de diversos lugares del país  para renovar fuerzas y apoyar solidariamente a esta organización comunitaria.

APRODEC (como se le conoce) está localizado en los terrenos de la antigua base naval Roosevelt Road en Ceiba y desde su creación en el 2003 tiene como objetivo el desarrollo social, cultural, turístico, y económico de la región oriental de Puerto Rico.

Las facilidades consisten de un edificio de tres pisos que rescataron y les fue cedido por el gobierno,  donde anteriormente se reunían militares para diseñar los planes del Navy . El arquitecto Manuel José  Martínez, es el gestor de esta iniciativa junto a varios líderes que voluntariamente desarrollan las nuevas estrategias en favor de Ceiba desde esta hermosa montaña. Estoy segura que cuando visites el lugar,  Manuel José te contará sobre el origen y objetivos de APRODEC mucho mejor que yo.

Lo que yo sí puedo decir es que  aquel lugar me permitió  renovar mi mirada sobre el desarrollo económico y social de Puerto Rico. Llegar a APRODEC representó adentrarme en la antigua base (cerquita de donde abandonaron las famosas botellas de agua luego del huracán María ). Pude ver  los edificios abandonados por la Marina de EU que siguen aguardando por nuevas iniciativas en favor del país.  Sobre todo pude apreciar la hermosa naturaleza de la que fueron privados por cuarenta años los residentes de Ceiba, muchos de los que desconocían que su pueblo era uno costero por la falta de acceso a las más de 2,000 cuerdas de terreno del lugar.

El Centro Ecoturístico del Este es un lugar con una de las vistas más hermosas de Puerto Rico, se puede apreciar toda la costa este incluyendo las islas de Vieques y Culebra. Todo el tiempo hay una brisa energizante. Allí me recibió Manuel con la buena noticia de que el Centro  no depende de electricidad ni agua de las redes y se sostiene con su propia generación.  Nos mostró las 24 camas ya listas para iniciar un hostal rústico donde los aventureros  amantes del ecoturismo podrán pernoctar por un costo moderado, mientras descubren los secretos naturales de la zona.

En el lugar también se generan diálogos y encuentros  comunitarios para ayudar a potenciar la actividad económica desde una perspectiva solidaria.

Lo peor o lo mejor,  es que no dependen de ningún tipo de ayuda gubernamental. Todos los trabajos se realizan con voluntarios del país y del exterior que se van enterando de la iniciativa y se ofrecen a colaborar en su desarrollo.

Nuevos ojos para hacer desarrollo. Nuevos ojos para  la creación de motores  económicos. Nuevos ojos para renovar nuestra vitalidad interior, pues el taller que ofrecí  contó con el regalo de una hermosa vista desde esa montaña  llena de verdor y la brisa cálida proveniente de nuestro mar.  Celebramos el taller en un salón sin ventanas ni puertas, sin aire acondicionado, lo que hizo realidad uno de mis sueños  de llevar Focusing en contacto con la naturaleza.

Salí de allí energizada y los que me acompañaron también. Pude comprender porque Manuel José  llama a ese rinconcito “el lugar más  hermoso de Puerto Rico”.

La autora es Trabajadora Social y Directora del Instituto a Para el Desarrollo Humano a Plenitud de los Centros Sor Isolina Ferré Inc. empresa social dedicada al ofrecimiento de talleres y vivenciales para propiciar el crecimiento y la sanación interior en personas que deseen ser gestoras de su propia historia y vivir plenamente.

lortiz@csifpr.org

💬Ver 0 comentario