Blogs: Plenamente

💬0

En días de cosquilleo

Escribir con las emociones alteradas puede resultar en una buena reflexión o todo lo contrario, depende de cuánto se logre comunicar eso que nos inquieta y provoca cosquilleo. Hoy me arriesgo a escribir estas letras desde la emoción que hoy llena mi corazón. Nuestro mundo pareciera agonizar en los distintos ámbitos de la vida, la economía, el amor. Por doquier nos impregnamos de malas noticias que nos llenan de desesperanzas. Sin embargo en estos días me he permitido embriagarme y dejar que corra por mi sangre una energía llena de alegría y esperanza capaz de hacer que las penas y el pesimismo se renueven. Las razones son muchas pero te comparto dos con mi deseo de que a ti también te regalen una pizca de esa emoción buena que nos da vida.

El pasado fin de semana estuve conviviendo por varios días con personas de Puerto Rico, Colombia, Argentina, República Dominicana, Costa Rica y Guatemala en una experiencia donde ocurrieron profundas transformaciones y se liberaron miedos, corajes, culpas de esas que nos atan y nos van matando en vida. Hablo del Taller de Crecimiento Personal que desde los Centros Sor Isolina Ferré pudimos ofrecer en Orlando, Florida como parte de un nuevo llamado que ha trascendido fronteras.

Durante esos días pudimos experimentar que el cambio es posible. El cambio verdadero, el que proviene de nuestras profundidades. Pudimos confirmar que es posible reescribir la historia de nuestra vida por más dolorosa y quebrada que pueda estar y desde allí podemos abrirnos a nuevas posibilidades que restauren el entorno. Pude ver la trasformación en rostros que llegaron cargados de heridas familiares, historias de inmigración,  de luchas por abrir caminos en una tierra que no es la propia.

En un ambiente de comunidad se fue dando paso a la curación de las  heridas que permite emprender un nuevo vuelo, fuimos entrando en ese espacio sagrado donde se guarda lo más doloroso que quizás jamás se ha compartido. Una oportunidad de liberación que nos llenó de paz y nuevas fuerzas a todos. Una confirmación de que el mundo que deseamos solo será construido por seres que como nos decía Sister Isolina Ferré se redescubran, se reeduquen y se revitalicen.

El segundo evento que me ha llenado de revitalización ha sido la visita del Papa a Cuba y Estados Unidos en días en que celebramos este Taller con nuestros hermanos inmigrantes en Orlando. Francisco –como le gusta que lo llamen- llegó con su voz clara y serena a traer un mensaje de justicia. De denuncia de todo aquello que sigue creando condiciones de destrucción de la vida.

De modo especial elevó su voz en favor de los millones de inmigrantes que siguen aguardando por reformas y espacios que les permitan una vida digna. Su convivencia con niños, jóvenes, deambulantes, su voz en favor de las mujeres, la familia, del medio ambiente y de la libertad han resonado por el orbe y  alimentaron el alma de católicos y no católicos. Prestó su voz llena de conciencia para hablar a nombre de tantos y tantas que han sido enmudecidos en medio de sistemas económicos que son fuente de opresión y desigualdad.

Dejo que corra por mi sangre esta corriente de aliento y vida, apuesto a que el amor que habita en el manantial de tantos hombres y mujeres de buena voluntad seguirá repoblando la faz de la tierra y junto a la voz del Papa contagiarán al mundo de ese cambio que urge y estoy segura llegará.

(La autora es Trabajadora Social y  Directora del Instituto para el Desarrollo Humano a Plenitud de los Centros Sor Isolina Ferré, empresa social que se dedica a la sanación interior  y la formación humana. Durante el mes de octubre se ofrecerá en Puerto Rico el taller Creciendo desde el Propio Manantial  787-375-7854)

https://www.facebook.com/InstitutoParaElDesarrolloHumanoAPlenitud

lortiz@csifpr.org

💬Ver 0 comentario