Blogs: Nada personal

💬0

Enderezar el rumbo

No hay propósito de enmienda. A pesar de todos los casos de corrupción y mal uso de fondos públicos, muchos legisladores y alcaldes siguen pensando que el asunto no va con ellos.

Acaban de salir a la luz nuevos casos de legisladores que pagan sueldos astronómicos a ciertos empleados y hasta el de un alcalde que ha contratado por casi un cuarto de millón de dólares a su compadre y la hermana de este para hacer obras municipales.

En el caso de los legisladores, no le pregunten al presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez, porque él dice que no puede hacer nada para impedirlo. No olvidemos que este señor es el que contrató como chofer a su sobrino y, cuando se supo, dijo que él desconocía el parentesco.

En lo que sí parece que tiene qie ver Méndez es en endosar a su correligionario presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, para un asiento en el Tribunal Supremo. Rivera Schatz, con ese gran temperamento judicial que lo caracteriza, podría estar interesado en ocupar la silla que dejará vacante el 24 de diciembre la jueza asociada Anabelle Rodríguez.

Lo que estos casos reflejan es que muchos políticos en posiciones de poder no están dispuestos a renunciar a las malas prácticas de décadas. Nada, que cuando se trata de dinero público al alcance de un plumazo, no hay acto de contrición ni propósito de enmienda posibles.

Ni siquiera a menos de un mes de las elecciones —y muchos de ellos aspiran a la reelección— estos funcionarios electos sienten algo de vergüenza por sus actos.

Toca a los electores despojarse del partidismo que suele buscar justificaciones para todo lo que hagan sus líderes y votar para adecentar la política, expulsando del gobierno a los corruptos y promoviendo que se les responsabilice ante la justicia.

Solo eligiendo a candidatos comprometidos con el buen gobierno —y los hay en todos los partidos— empezaremos a enderezar el país.

Hagamos también nosotros, los electores, propósito de enmienda.

💬Ver 0 comentario