Blogs: Nada personal

💬0

Pierluisi complica el baile

Cuando regresó brevemente al ruedo político a finales de julio pasado, el excomisionado residente Pedro Pierluisi solo pensaba en completar el término de Ricardo Rosselló y retornar a la vida privada el 2 de enero de 2021.

Al menos, esa fue la impresión que quiso dar cuando decidió aceptar que Rosselló lo nombrara secretario de Estado con el único fin de que lo sustituyera en la gobernación al hacerse efectiva su renuncia el 2 de agosto.

Las cosas no salieron como se había pensado y Pierluisi, sin confirmar por el Senado como secretario de Estado, juró como gobernador, un cargo que le iba a durar una escasa semana.

Pierluisi abandonó la Fortaleza tan pronto se conoció la opiniòn unánime del Tribunal Supremo que invalidó una ley de 2005 que permitía prescindir de la confirmación legislativa cuando un secretario de Estado asumía permanentemente la gobernación.

Wanda Vázquez, la entonces secretaria de Justicia y próxima en la línea constitucional de sucesión, asumió la gobernación y dejó vestida y alborotada a Jenniffer González, que tendría que esperar al 2020 para convertirse en la candidata del Partido Nuevo Progresista.

Esta semana, Vázquez ratificó que solo será gobernadora hasta el final del cuatrienio, pero casi simultáneamente a González volvió a complicársele el panorama con el escueto anuncio de Pierluisi de que podría buscar la candidatura a la gobernación para el año próximo.

Ya se anticipaba que la comisionada residente podría tener que ir a primarias por la candidatura penepé a la Fortaleza pero, después del fiasco de su breve gobernación, ni ella misma pensaba que Pierluisi pudiera estar entre sus rivales.

Es un hecho que, como dicen algunos analistas y dirigentes de la oposición, Pierluisi perdió credibilidad entre sus correligionarios debido a lo ocurrido, pero también parece obvio que sería un candidato difícil para González, cuya imagen igualmente sufrió con su intento de hacerse con la gobernación sacando del medio a Vázquez.

La cercanía de Pierluisi a la Junta de Supervisión Fiscal, mal vista por la oposición, podría jugar a su favor entre los electores novoprogresistas, lo que lo haría un rival primarista fuerte.

Si finalmente se postulan ambos, Pierluisi y González podrían cerrarle las puertas a las aspiraciones de cualquier otro dirigente, incluido el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz.

La radicación de candidaturas para los comicios de 2020 será en diciembre próximo, pero es de esperarse que Pierluisi anuncie antes de ese mes si está dispuesto a buscar la candidatura en las primarias que se efectuarán en junio del año entrante.

Si así fuera, Gonzalez no va a bailar sola.

💬Ver 0 comentario