Blogs: La batatita de Fufi

Deportes

La batatita de Fufi

Por
💬0

Una paliza en Sevilla

Para nodejar de sorprendernos, el dirigente Paco Olmos sacó a Barea del cuadro regularempezando con Huertas y Arroyo, seguramente haciéndole caso a ‘expertos’ delbasket boricua que no entienden el valor táctico que supone un tener ‘backcourt’que puede intercambiar posiciones (1 y 2) y ambos de calidad NBA. Pero si conalgo riñe Olmos es con la lógica, siendo indiferente a la conveniencia dehacer un CUADRO REGULAR y afinar su acoplamiento, especialmente en los fogueosque tuvo el equipo antes de comenzar el torneo Mundobasket.

Yahabía comentado la inclusión de Franklin en el cuadro regular contra USA ycontra Turquía y lo injustificado de dejar en el banco a canasteros ‘probados’como Vassallo y Galindo, ambos excelentes tiradores a distancia. Cuando ví esamovida ahí mismo opiné que perdíamos fuerza en el ataque, que era lo mejor denuestro equipo. Pero faltaba una movida adicional que fue la de sacar delcuadro regular a Barea, rompiendo la buena combinación del mayagüezano yArroyo. 

Barea, un armador natural, y Arroyo, el mejor escolta, ambos habilidososy experimentados en las ligas profesionales e internacionales. Para colmo, ese cuadro de Ricky, Balkman, Franklin, Arroyo y Huertas comenzó muy mal y no fuehasta que Barea entró a juego que la ofensiva boricua calentó con Barea anotando12 puntos en unos 11 minutos de la primera mitad.

Nointernalizando que su cuadro regular al inicio del partido NO FUNCIONÓ, elcoach Olmos repitió a los mismos cinco jugadores iniciando el segundo tiempo, dejando en el banco a Barea pero también a Vassallo y a Galindo, dos valoresofensivos. Cuando vino el cambia cambia ya le habíamos vuelto a brindar lainiciativa a los argentinos en el marcador que se amplió a una docena depuntos de ventaja.

Si paraalgo sirven los fogueos antes de un torneo es para formar un buen cuadro yafinar su acoplamiento. No se usan para experimentar con canasteros nuevos enla competencia.

Hacíamucho tiempo que Argentina no nos daba una paliza en el basket y lo hicieronsin Ginobili y sin Delfino. Y pensar que en Argentina nos ganaron apenas pordos puntos en un final de película dirigiendo Flor Meléndez que, francamente,no merecía ser destituído.  Y menos por personas que no saben debaloncesto lo suficiente como para evaluar a un ‘coach’ profesional.

Como yome opuses desde un principio (hace dos años) a la contratación de Olmos; y meopuse por razones de que lo consideraba no cualificado para dirigir a nivelmundialista, por eso, no estoy diciendo ahora, después de tan desastrosaderrota, lo que ya había dicho antes de esta movida equivocada que hadesprestigiado a nuestro baloncesto. Perder por 23 puntos con ese equipo deArgentina es una veregüenza y sépanlo los que fallaron en sus juicios ydecisiones. 

💬Ver 0 comentario