Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

De Humacao a Culiacán




Jonathan ‘Bum Bum’ López viene de una familia eminentemente boxística del barrio Junquito en Humacao, fue un destacado peleador aficionado que ganٟó medalla en un mundial juvenil y como profesional, peleando en el peso gallo, tiene marca de 7-0-1 y cuatro nocauts y es uno de los principales prospectos de la compañía Fresh Productions Boxing.
Pero aunque también ha empezado a sobresalir como empresario a los 23 años de edad, como presidente de la compañía de construcción Bum Bum Construction, que cuenta ya con siete empleados, Jonathan, preocupado por el estado durmiente en que se encuentra su carrera, decidió dar un paso muy drástico.
“Yo hablé con mi promotor (Juan Orengo) y le dije que estaba preocupado porque llevaba mucho tiempo sin pelear -desde noviembre- y aquí, con el problema del coronavirus, no se podía ni entrenar en los gimnasios”, dijo.

Y su propuesta fue algo fuera de lo común: irse a entrenar en Culiacٞán, del estado mexicano de Sinaloa, en la costa del Pacífico, famosa, en el boxeo, por haber sido la cuna de los grandes campeones Julio César Chávez y José Luis Ramٟírez.

Jonathan López.


“Le dije que yo no quería dejar que mi carrera se siguiera retrasando y que allí había un entrenador que yo conocía hace muchos años”, agregó, y Orengo lo complació.
“Ya llevo par de semanas por acá y voy a estar dos o tres meses, poniéndome bien ‘ready’ con Jay Najar, que es un entrenador norteamericano pero de origen mexicano”, continuó. “Todavía no tengo fecha ni nada para una pelea, pero me voy a poner bien duro para cuando aparezca”.
Jonathan tuvo contactos con Najar cuando este era ‘coach’ del equipo de Estados Unidos para la época en que este contaba con Ryan García y Devin Haney, entre otros, explicó.
“Yo lo conocí por primera vez allٞá para 2013 en un torneo internacional que hubo en Santo Domingo y luego lo volví a ver cuando gané la medalla de bronce en el Mundial de Cadetes (15-16 años) de Ucrania ese mismo año, y él siempre estaba bien pendiente de mí”.
De hecho, dijo, “estoy haciendo esto porque estoy en el boxeo desde los seis años y mi sueño siempre ha sido campeón mundial, porque por suerte me está yendo muy bien en mi compañía y fácilmente podría no pelear mٞás”.

Al centro, junto a Chávez.


“Tenemos muchos proyectos de construcción, incluyendo algunos empezando desde cero e apartamentos o casas”, explicó. “Por venir para acáٞ, tuve que dejar de aceptar un proyecto de $50,000”.
Pero, entre otras cosas, en Culiacán ha tenido ya unas satisfacciones impensables: a menudo corre con compañeros de gimnasio por el malecón de Culiacٞán, y uno de los primeros días se topó٠ con Julio César Chávez, quien también estaba corriendo.
“Lo paramos y compartimos un rato con él”, dijo. “Yo le dije que yo era boricua, porque sabía que él habٟía peleado con Rosario y con Camacho, y él estuvo un rato hablando y después hasta se puso a correr con nosotros”.

 


“Y la verdad es que, asٟ de viejito, todavٟía puede”, agregó Jonathan, hijo del entrenador, juez y árbitro de boxeo aficionado, Santos López, hermano gemelo de la peleadora Génesis López y medio hermano de los profesionales Jantony y Antonio ‘Cacique’ Ortiz.
“A cada rato paso frente a la estatua de Chٞávez, y frente a su casa, que es una mansión increíble, y nos lo seguimos encontrando a cada rato”, concluyó.
Por eso solo, ya su viaje ha sido todo un éxito.

 



El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad y de la novela El último kamikaze, ganadora del certamen del Instituto de Cultura Puertorriqueña en 2016.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter, Ceuyoyi, En Facebook, Jorge L. Prez

💬Ver 0 comentario