Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

Alex Díaz aprendió de sus maestros

 

A pesar de que no ha dirigido mucho en la Doble A, Alex Díaz, el otrora gran jardinero central de los Indios de Mayagüez en la liga invernal ya ha amasado algunos logros importantes como dirigente en San Sebastián, Florida, Aguadilla, Añasco y Aguada.
El ahora dirigente de los Piratas de Cabo Rojo recordٕó que con Añasco fue el primero en lograr que ese equipo clasificara para la postemporada, y, en 2013, al mando de los Navegantes de Aguada, estableció la marca que aún perdura de 16 victorias seguidas al comienzo de una temporada y llevó a ese equipo a un récord de 17-2, el mejor de la campaña regular.

En 2018, Alex fue nombrado para dirigir a los Piratas cuando estos tenían marca de 1-3 y los llevó a jugar para 9-3 el resto del camino para finalizar segundos en la Sección Oeste y este año, jugando ahora en la Sección Suroeste, tiene a los Piratas ocupando la primera posición con 9-5.
“Como dirigente, yo no pienso tanto en las victorias y derrotas sino en enseñarles el deporte, en ayudar a desarrollar el talento de los jugadores jóvenes”, dijo Alex, quien jugٕó ocho años en Grandes Ligas y 19 en la liga invernal, 16 de ellos con los Indios de Mayagüez, ayudándoles a ganar siete campeonatos.
“Poco a poco este equipo ha venido desarrollándose”, agregó. “Y si yo identifico a un jugador que es agresivo y buen corredor de bases, que era lo que me caracterizaba a mí como jugador, lo ayudo a seguir mejorando en esas facetas”.

 

“Y hemos logrado tener un equipo balanceado, de buena ofensiva, buen pitcheo y buena defensiva, aunque este año la defensiva todavía no ha sido tan buena”.
En lo que al pitcheo respecta, la figura ha sido el derecho Benny Cepeda, con marca de 5-0 y 1.07 de efectividad, quien este año tirٕó su segundo ‘no hitter’ en temporadas consecutivas, aunque el equipo también cuenta con Wilbert Rodríguez (2-1 y 2.70) y el veterano Norman Valentín (1-2 y 3.32 como abridor y relevista).
En la ofensiva han sobresalido el jardinero izquierdo Francisco Cuebas (.400 con un jonrón y 12 remolcadas), el jardinero derecho Carlos Flores (.429 con un jonrón y ocho empujadas), el designado Alexander Díaz (.367 con 17 remolcadas) y el intermedista Joel Rivera (.350 con seis impulsadas).

 

“Yo trato de usar todo lo que aprendí de los grandes dirigentes para los que jugué a lo largo de mi carrera”, recalcó Alex. “En Grandes Ligas yo siempre fui el cuarto ‘outfielder’ en los equipos con que jugué, por lo que era un jugador de banca, pero tuve la oportunidad de escuchar todas esas conversaciones que esos dirigentes tenían con jugadores que ahora están llegando al Salón de la Fama, o pudieron haber llegado: Dusty Baker con Barry Bonds (en San Francisco), Lou Piniella con Ken Griffey. Jr. y Edgar Martínez (en Seattle), Phil Garner con Paul Molitor y Robin Yount (en Milwaukee), y aquí tuve la oportunidad de jugar para Tom Gamboa, nuestro dirigente de excelencia en Mayagüez”.

 

“Pero también, como en Grandes Ligas no fui un jugador regular, sé lo que siente ese jugador que está en la banca: yo tenía que trabajar mucho mٞás que un Griffey o un Barry Bonds para mantenerme”.
“Aunque el escucha que me firmó originalmente para los Mets me dijo después que en esta época de ahora yo hubiera tenido mucha más oportunidad: además de ser ambidiestro, a mí me firmaron como campo corto, y, además de jugar en los jardines, jugué en segunda, jugué en tercera… Dusty Baker hasta me identificٕó con habilidad para ‘catchear’ y me designó como su receptor de emergencia, aunque nunca llegué a ‘catchear’”.

 

“Y eso es lo que hacen ahora jugadores como Javy Báez y Kike Hernández, que juegan más de una posición”, dijo Díaz, de 50 años de edad y natural de San Sebastiٞáٞn, donde aún reside.
“Pero eso era en Grandes Ligas”, agregó. “Cuando venía a jugar aquí en el invierno es que yo venía a disfrutar de verdad”.
Curiosamente, Alex no ha sido reclutado para trabajar en la liga invernal, ni siquiera de ‘coach’.
“Este año, cuando Stephen (Morales) dirigió a Mayagüez, él habló con Armando Ríos y conmigo para que lo ayudáramos con los bateadores, y eso lo hicimos de voluntarios, sin cobrar, simplemente por ayudar”, comentó.
“Pero lo mío es seguir disfrutando de mi retiro y seguir ayudando a los peloteros jóvenes en la Doble A”.
Y va a tratar de seguir disfrutando este domingo a partir de las 11:00 a.m. cuando los Piratas reciban a los Cardenales de Lajas para un doble encuentro en el estadio Tuto Mendoza de Cabo Rojo.

 

 

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad y de la novela El último kamikaze, ganadora del certamen del Instituto de Cultura Puertorriqueña en 2016.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter, Ceuyoyi, en Facebook, Jorge L. Prez

💬Ver 0 comentario