Blogs: Equilibrio

💬0

La Consolidación de David Bernier

El liderato político es uno de los más complejos ejercicios de explicar. El mismo es diverso, cambiante y sujeto a variables muy poco controlables. Es una combinación entre el mensaje, mensajero, medio y receptor. La ejecución del liderato hoy día tiene un factor determinante tras los nuevos medios de comunicación y las redes sociales.

Para ganar un elección desde el Partido Popular Democrático, uno tiene que hacer tres cosas básicas; (i) consolidar su base, (ii) atacar a la oposición y (iii) apelar a los votos indecisos. En ese orden preciso, es inclusive el orden de importancia y mérito. El precedente desde los 90’ en el Partido Popular Democrático, emana de candidatos que estuvieron un año o más en la presidencia del partido antes de ir a la elección. Es decir, tuvieron consigo más tiempo para consolidad ese importante paso número uno, que consiste en amarrar ese bloque de la base política o el corazón del rollo, quienes serán luego los portavoces de tu mensaje e ideas.

Los lamentables sucesos recientes en el Partido Popular Democrático, han provocado acción directa del presidente del partido David Bernier Rivera. En ese haber, David libró una batalla, que aunque duró varios días, resultó en un levante a su figura con la salida de Jaime Perelló de la presidencia de la Cámara de Representantes. David llegó a la presidencia del Partido Popular en enero de éste año electoral. En su curso inicial no realizó, a mi entender, las acciones necesarias para consolidar lo más rápido posible su imagen como el nuevo líder popular. Las razones pueden variar, desde quizás no la mejores estrategias, hasta el hecho de que David no es un político tradicional. Pero sin tal vez saberlo, el domingo en la Asamblea del Partido Popular en Caguas, David se consolidó detrás de un poderoso mensaje de integridad y verticalidad. Ante la base de mi partido, la figura de Bernier responde igual a uno de los lemas fundacionales de nuestro partido y que Luis Muñoz Marín utilizó en la campaña de 1940; “Vergüenza contra Dinero”.

verguenza

Los acontecimiento recientes son dolorosos, causa coraje y rabia leer los tweets de los periodistas que reportan las incidencias desde la corte federal. Lo que nos queda a los populares es defender la imagen institucional de nuestro partido; el mismo que se fundó un 22 de julio de 1938 en Luquillo y Barranquitas, calado en unas firmes columnas de honestidad, humildad y decencia.

La indignación es precisamente el elemento fundamental que nos diferencia de la oposición, pues aquí, distinto a otros movimientos, se actúa cuando alguien lo hace mal. El alma del Partido Popular Democrático lo compone su gente y base, en la misma se encuentra la ilusión y recuerdos, de ejemplos de servidores públicos de altura que nos legaron gigantes como; Roberto Sánchez Vilella, Antonio Fernós Isern, Santiago Polanco Abreu y claramente el del propio Luis Muñoz Marín, entre tantos otros.

Añorar su legado y memoria debe no ser exclusivamente nuestro mensaje de futuro, pues glorias pasadas no necesariamente traen triunfos futuros, pero sí deben de ser pilares inviolables de cara a nuevos retos, nuevos mensajes y nuevas contiendas.

bernier-4

Decía Napoleón Bonaparte que un líder, es un “negociador de esperanzas” y en ese sentido, me parece que David Bernier se consolida levantando una poderosa bandera de integridad y verticalidad. Con ella, nuestro presidente y candidato a la gobernación renueva con esperanza el corazón de los populares. Los embates y hallazgos recientes, han golpeado duramente nuestra moral y percepción. David hace lo correcto, y nos toca a nosotros, demostrar y explicar a otros populares y al llamado voto flotante, que aquí en éste Partido Popular Democrático, no hay espacio ni para los Anaudi Hernández ni para los Empresarios con Rosselló.

#Equilibrio #Política #Juventud 

Twitter: @mcalderoncerame

Facebook: https://www.facebook.com/Manuel A. Calderón Cerame 

Instagram: manuelpr4

Snapchat: mcalderoncerame

💬Ver 0 comentario