Blogs: Equilibrio

💬0

La Salida

Nos encontramos a mediados del mes de abril en un particular año electoral. El mismo es particular, no solo porque tenemos dos candidatos independientes a la gobernación, una primera candidata por el Partido Independentista Puertorriqueño, una primaria caliente a la gobernación en el Partido Nuevo Progresista y, por segunda vez, una persona que nunca ha ostentado un puesto electivo como candidato del Partido Popular Democrático, sino porque las circunstancias y particularidades del Puerto Rico de hoy, no se habían vivido desde la creación del Estado Libre Asociado en 1952.

Las alternativas a la crisis en todas sus modalidades no se encuentran en generalidades o discursos poéticos románticos. La responsabilidad que yo, desde este blog, le puedo exigir a los candidatos a la gobernación de todos los partidos y movimientos tiene también que salpicar al electorado de este país. Puerto Rico no va a resolver sus problemas inmediatos, enmarcando la elección de nuestros candidatos, entre los que prometen y prometen de manera populista con el fin de pescar votos.

Gente, entendámoslo, el país colapsó. Lo poco que genera nuestra economía y lo que se capta en contribuciones por parte del Gobierno, va dirigido a lo más esencial de los servicios que éste brinda. Cuando hablo de servicios, no hablo del convenio colectivo de la unión equis o del pago a los suplidores de la agencia tal, me refiero a asuntos más básicos: como la insulina del Centro Médico, el pago de la luz de la escuela públicas de nuestro país, el alumbrado de las carreteras incluyendo los semáforos, así como la operación de la Universidad de Puerto Rico y la seguridad que brinda FURA y toda nuestra fuerza de la policía estatal.

salida 3

La salida no está en el aislamiento social; es decir, optar por no votar es un grave error, que cometen los entendiblemente frustrados con el sistema. Ya que entregar el derecho al voto es claramente la entrega a los grupos de poder del futuro y las próximas decisiones importantes en nuestro país. De igual forma, la salida no se encuentra eligiendo al político del mejor jingle, del mejor anuncio o el que promete más chavos para el distrito o para el alcalde (no es que eso sea malo, sino que sencillamente no los hay). Los candidatos responsables serán los que bien se comprometan con alternativas valientes, que nunca antepongan los intereses de Puerto Rico para saciar las ansias de capital de los grupos financieros de Wall Street. Claramente si este fue un cuatrienio difícil, el que viene lo será peor.

La salida colectiva está enmarcada en la responsabilidad social que tiene que existir en el Puerto Rico moderno, abatido por la crisis que nos embriaga de noticias negativas todos los días. El termino “responsabilidad social” me parece exageradamente oportuno, pues dentro del mismo caben todos nuestros políticos incumbentes y aspirantes. Muchas son las veces que a través de las redes y medios de comunicación le reclamamos responsabilidad a los que nos gobiernan, pero muy poca son las veces que le reclamamos responsabilidad a los que los eligen o quienes de una forma u otra tienen un rol importante y protagónico dentro de nuestra sociedad.

Madurar no es algo fácil. A nosotros nos cuesta, a las sociedades les duele hacerlo, pero es el camino de todos pueblos y el mismo no termina nunca. La vida en Puerto Rico se transformará. Hará falta, como dijo Winston Churchill, “sangre, sudor y lagrimas”, pero es realmente como único lograremos enfrentar nuestros problemas inmediatos con la determinación y enfoque que amerita, y luego así caminar juntos hacía la autodeterminación política de Puerto Rico.

La salida no es fácil pero unidad sin sacrificios y el valor sin determinación, a mi entender, no caben en la ecuación. El país llama, el reloj corre y el tiempo se acaba.

 

reloj

 

#Equilibrio

Twitter: @mcalderoncerame

Facebook: https://www.facebook.com/profile.php?id=504600185

Instagram: manuelpr4

💬Ver 0 comentario