Blogs: El Internacionalista

Internacionales

El Internacionalista

Por
💬0

Aislamiento puertorriqueño

La naturaleza misma de una economía globalizada se ha hecho más palpable que nunca la necesidad de colaboración y unión entre los pueblos, por encima de su nivel de desarrollo y sus necesidades particulares.

A lo largo de la mayor parte de su historia Puerto Rico ha vivido un aislamiento económico y comercial del resto del mundo que si bien en otra época pudo justificarse, hoy resulta anacrónico y contraproducente al bienestar de nuestro pueblo. La penetración de los Estados Unidos (EEUU) en el mercado puertorriqueño, así como las preferencias económicas y ayudas con que contaba Puerto Rico dentro de su relación con este país, fueron en un tiempo factores de suficiente relevancia para lanzar y mantener el desarrollo económico de un pueblo que comenzaba a salir de la abyección y la pobreza.  Las ventajas económicas y la certidumbre de que los EEUU, al defender sus intereses en el marco internacional defendía los nuestros, llevaron al surgimiento en el País de una mentalidad aislacionista que ha tenido un efecto negativo en el desarrollo de nuestra sociedad y nuestra forma de vida.

Hoy la realidad es otra. Puerto Rico ha perdido la capacidad de atraer capital norteamericano y el fácil acceso a su mercado al desaparecer la mayoría de los beneficios con que contaba o al hacerse extensivos a otros países y regiones tales como el Caribe, México, Israel y Centro América.  Asimismo, la apertura y mundialización de los mercados ha cambiado las circunstancias para todos los países, inclusive los EEUU, cuyos intereses no siempre coinciden con los de Puerto Rico. Ha llegado el momento de ponerle fin a esta actitud aislacionista que nos ha caracterizado y lanzarnos a la búsqueda de nuevas oportunidades económicas y comerciales. Como pueblo, como nación, como país preocupado con su futuro, no podemos permitir que el discurso político pequeño coarte la capacidad y la necesidad de Puerto Rico de incorporarse a la comunidad de los pueblos del Planeta que participan de la nueva economía globalizada.

Corresponde ahora a las fuerzas políticas del País dejar a un lado las luchas partidista y unir esfuerzos para poner a Puerto Rico a la par con los demás competidores del globo. Nos corresponde desarrollar las estructuras institucionales y preparar el recurso humano necesario para conducir los esfuerzos y defender los intereses de Puerto Rico en esta economía internacionalizada de hoy y del mañana. De ello depende nuestro porvenir y el bienestar de nuestro pueblo.

💬Ver 0 comentario