Blogs: Ecología emocional

General

Ecología emocional

Por
💬0

La inteligencia emocional en los tiempos del coronavirus

En la misma medida en que la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualiza el mapa mundial de casos confirmados del coronavirus (COVID-19), la ansiedad global incrementa en proporciones pandémicas. Se trata de un virus novel, por lo que se desconocen detalles sobre los alcances de su propagación y, hasta el momento, no existe vacuna, por lo que provoca miedo, temor, ansiedad y hasta pánico. En otras palabras, respuestas emocionales ante una situación desconocida e impredecible. Para nosotros en Puerto Rico, ya con casos reportados, y en crecimiento en el Caribe y las Américas, se siente cada vez más inminente. Y es que los seres humanos, cuando enfrentamos situaciones de alto nivel de estrés, solemos anteponer nuestras emociones sobre la racionalidad. Entrevistado sobre cómo las personas están reaccionando ante el COVID-19, el doctor Paul Slovic, investigador y catedrático de la Universidad de Oregón, indica “que la forma en que se comunica el riesgo, determina cómo se interpreta”. Agrega que “las personas usan sus emociones, en lugar del análisis lógico para evaluar los riesgos”.

Precisamente, la profesora Karin Wahl-Jorgensen, de la Escuela de Periodismo, Medios y Cultura de la Universidad de Cardiff, lleva una década estudiando el papel de las emociones en el periodismo. “La cobertura de los medios es vital para nuestras conversaciones compartidas y juega un papel clave en la regulación de nuestras emociones, incluido el miedo. Si bien el miedo es una emoción que experimentamos con frecuencia como individuos, también puede ser una emoción compartida y social, una que circula a través de grupos y comunidades y da forma a nuestras reacciones ante eventos en curso. Al igual que otras emociones, el miedo es contagioso y puede extenderse rápidamente”, explica. Agrega que, según sus propias recopilaciones, “el miedo ha jugado un papel prominente en la cobertura del brote de coronavirus”.

¿Cómo la inteligencia emocional nos ayuda en los tiempos del coronavirus? Les compartía, hace un tiempo atrás, en una entrada titulada Gasolina Premium para el tanque emocional, que ‘la práctica de la inteligencia emocional nos brinda las herramientas para sintonizar, efectivamente, nuestro lado emocional con el racional. Una vez armonicemos ambos componentes, debemos alimentarlos con los mejores nutrientes, para así dar buenos frutos’. En este caso, si alimentamos nuestra mente con miedo, los frutos serán angustia, pánico y en algunas instancias, diferentes grados de irracionalidad. Si alimentamos nuestro ser con las fuentes de información con credibilidad para el manejo de estas situaciones, como la OMS o el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), estaremos educados sobre las medidas de prevención y cómo proceder, en la instancia cada vez más cercana, de que también nos impacte a nosotros. Esas son las acciones que están en nuestro control individual. Reitero, la prevención está en nuestro control. Del mismo modo, podemos decidir cómo consumimos la información que recibimos de los medios. También podemos controlar a nivel personal nuestra gestión emocional. Asimismo, podemos tomar medidas para mantener nuestro sistema inmunológico fuerte.

En estos momentos, eso es lo que está en nuestro control. Que, ¿siempre tendremos miedo? Sí, se trata de un momento histórico en el que, día a día, fluyen actualizaciones que crean tensión y expectativas. Lo importante es no permitir que el temor controle nuestras emociones.

Ya los expertos han expresado y reiterado las medidas preventivas primarias. ¡A lavarse las manos mi gente! Esa es la primera recomendación que han dado, una y otra vez. De hecho, es una acción que no solo aplica a este tiempo particular, siempre ha sido importante. Podría parecer sentido común, pero una mera observación en un baño colectivo nos deja saber que no todos lo practican. Son 20 segundos o más, dos segundos no cuentan, cinco tampoco. ¡A lavarse las manos!

¿Qué más podemos hacer para manejar esta situación con inteligencia emocional? La Universidad de California, Berkeley lo resumió en los siguientes pasos: (1) Conoce los hechos (de las fuentes autorizadas); (2) Mantén las situaciones en perspectiva (balance entre las noticias y nuestro día a día): (3) Sé considerado en lo que asumes de otros (no todos los que tosen o estornudan tienen ni influenza, ni coronavirus, es importante no estigmatizar); (4) Higiene (lavado de manos, al toser cubrirse y alejarse de otros); (5) Mantenerte conectado (para compartir lo que sentimos durante esta situación; y (6) Si piensas que no puedes autocontrolar tu gestión emocional, por favor busca ayuda.

Expresa el doctor David Caruso, del Centro de Inteligencia Emocional de Yale que “es muy importante entender que la inteligencia emocional no es lo contrario de la inteligencia, no es el triunfo del corazón sobre la cabeza, es la intersección única de ambos”. En este momento de alerta mundial, busquemos esa intersección para que podamos gestionar efectivamente nuestras emociones. En los tiempos del coronavirus, la inteligencia emocional es vital.

Arte Kaliany Serrano Viera

Bienvenidos a Ecología Emocional. Te invito a seguirme en Twitter. Si quieres conocer más sobre mí, presiona aquí.

💬Ver 0 comentario