Blogs: Desde Washington

Noticias

Desde Washington

Por
💬0

Las primarias del GOP en Puerto Rico

Trent Lott, el exlíder de la mayoría republicana del Senado estadounidense, se propuso durante el pasado fin de semana como candidato para llenar la vacante de juez asociado del Tribunal Supremo de Estados Unidos que dejó la muerte del ícono de los conservadores Antonin Scalia.
En 1998, cuando el Senado decidió engavetar el proyecto de plebiscito del republicano Don Young (Alaska), Lott habló sobre el debate en torno al status de Puerto Rico en la forma en que muchos conservadores se enfrentan al debate de status.
Al ser preguntado entonces por el colega Robert Friedman, Lottafirmó que no solo se oponía a la estadidad porque Puerto Rico enviaría dos demócratas al Senado, sino también por los “seis (ahora serían cinco) miembros de la Cámara de Representantes”. “Eso tiene que considerarse”, dijo Lott.
El mismo argumento sobre la preferencia de sus electores en torno al Partido Demócrata de EEUU se ha utilizado también para oponerse a la estadidad para la capital estadounidense o, por lo menos, a que tenga un representante con voz y voto en la Cámara baja federal.
Ese debate vuelve a cobrar importancia ante la baja votación del pasado domingo en el evento electoral de Puerto Rico de las primarias republicanas, en las que emitieron su voto 38,699 personas, de acuerdo a la celebración preliminar de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE).
En 2012, 126,915 electores de Puerto Rico participaron de las primarias republicanas en la Isla.
En aquella ocasión, claro está, tuvieron el beneficio de que a la misma vez se llevaron a cabo las primarias de los partidos Nuevo Progresista (PNP) y Popular Democrático (PPD), las que verdaderamente levantan el interés de los puertorriqueños.
Pero, en ese mismo proceso, los demócratas movilizaron unas 268,000 mil personas, es decir dos veces más que los republicanos.
Florida, donde ahora vive un millón de puertorriqueños, ha sido el lugar en el que los republicanos han intentado cambiar la percepción de que la clara mayoría de los boricuas favorece a los demócratas.
Pero, en Florida, entre los que se registran por partido, los demócratas son aun mayoría frente a los republicanos, aunque un alto número no se identifica con los partidos estadounidenses y se inscribe como independiente.
Los republicanos de la Isla piensan que a pesar de la baja votación del pasado domingo, la cual ganó Marco Rubio, pueden decir que tienen más militantes que los partidos pequeños de Puerto Rico, incluido el PIP.  Los oponentes del GOP les responden que solo consiguieron movilizar el 4.4% de los que votaron por Luis Fortuño en 2012.
El 5 de junio son las primarias demócratas. Tienen la ventaja de que se realizarán conjuntamente con las primarias de los partidos PNP y PPD.  Y la desventaja de que probablemente, para entonces, la candidatura demócrata ya estará decidida.
Pero, si los demócratas vuelven a tener muchos más electores que los republicanos en sus primarias de junio, reforzarán el argumento de Lott que aún resuena en Washington.​
💬Ver 0 comentario