Blogs: Desde Washington

Noticias

Desde Washington

Por
💬0

Más sobre la ciudadanía estadounidense

El activista estadista Dennis Freytes, un veterano de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, considera que es necesario traer al debate sobre la ciudadanía estadounidense bajo el status territorial, la opinión del exsecretario de Justicia Richard Thornburgh, quien fue parte de los gobiernos de Ronald Reagan y George Bush, padre.

Thornburgh ha sido un duro crítico del actual status territorial y combatido los fallidps esfuerzos del Partido Popular Democrático (PPD) por tratar de crear un status distinto al actual, dentro del sistema constitucional estadounidense.

En su libro de 2007, Thornburgh – quien también fue un político republicano y estaba de vuelta a la práctica privada de su profesión-, afirmó “que la ciudadanía estatutaria de los nacidos en Puerto Rico no puede ofrecer al pueblo de Puerto Rico la protección permanente o constitucional de la enmienda 14”.

El exsecretario Thornburgh es de los que opina que el caso de Afroyim versus Rusk (307 U.S. 253)  de 1967 – que  determinó que el Congreso no puede arrebatarle la ciudadanía estadounidense a una persona que no ha renunciado a ella-, no impide que el Congreso cambie la ley que define que los nacidos en la Isla sobre ciudadanos de Estados Unidos.

Thornburgh sostuvo que el caso Rogers versus Bellei (401 U.S. 815 – 1970) advierte que los nacidos en la Isla no tienen la protección constitucional de la enmienda 14 de la Constitución de EEUU, sobre el debido proceso de ley y la igual protección de las leyes.

“La protección a las personas nacidas en un estado de la Unión, bajo Afroyim versus Rusk, no impedirá al Congreso cambiar las leyes que definen la ciudadanía estadounidense de personas nacidas en Puerto Rico”, indicó entonces Thornburgh.

En octubre de 2000, el Departamento de Justicia de Estados Unidos, bajo el gobierno de Bill Clinton, tomó una posición oficial contraria.

Mientras Estados Unidos, como ahora, retenga la soberanía de Puerto Rico, el caso de Afroyim versus Rusk sostiene que “con limitadas circunstancias” que no aplican a la Isla, “una vez la ciudadanía es concedida, no puede ser revocada”, indicó el Departamento de Justicia de EEUU.

“Reconocemos que un argumento contrario puede hacerse a base de la decisión subsecuente del Tribunal Supremo en Rogers versus Bellei, en el que el tribunal mantuvo la pérdida de la ciudadanía de un individuo nacido en Italia y que adquirió la ciudadanía por nacimiento a base de un estatuto federal. Pero, Afroyim nos parece que es el precedente más relevante y apoya la visión de que mientras Puerto Rico permanezca como parte de Estados Unidos, ciudadanía que ha sido otorgado está constitucionalmente protegida”, indicó William Treanor, entonces secretario asociado adjunto del Departamento de Justicia de EEUU, cuando declaró ante el Comité de Recursos de la Cámara de Representantes de EEUU el 4 de octubre de 2000.

No le dé vueltas innecesarias al asunto.

No importa lo que usted opine sobre el debate legal, en el Congreso nadie ha planteado arrebatarle ahora la ciudadanía estadounidense a los nacidos en la Isla – que para los nacidos en el territorio debo presumir seguiría siendo estatutaria aún bajo la estadidad -, y las posibilidades de que un proyecto de esa naturaleza tenga éxito, sin un cambio de status y de forma prospectiva, son casi cero.

Pero, reitero no deja de sorprenderme que sean los estadistas, muchos de ellos confiados en que el Congreso convertirá a Puerto Rico en el estado 51 o 52, los que  tengan el temor de que esos mismos legisladores federales puedan querer arrebatarle la ciudadanía estadounidense a los nacidos en la Isla.

 

PD: Cerrado el debate por el 2015 🙂 Feliz 2016.

 

💬Ver 0 comentario