Blogs: Desde Washington

Noticias

Desde Washington

Por
💬0

Duffy: el proyecto Hatch es un “rescate financiero”

El republicano Sean Duffy considera que su legislación que permite al gobierno de Puerto Rico decidir si acepta una junta federal de control fiscal, a cambio del acceso de las empresas públicas de la Isla al capítulo 9 de la Ley de Quiebras, es la alternativa sensible que puede aprobarse ahora.
La propuesta de sus colegas del Senado, dijo, “es un rescate financiero” que no va a lograr el visto bueno de los republicanos de la Cámara baja.
Duffy, de 44 años y elegido por Wisconsin, es presidente del subcomité de Investigaciones de la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de EEUU. Lleva cuatro años y medio como congresista.
Ha propuesto crear un Consejo de Estabilidad Financiera- integrado por cinco personas residentes o con negocios en Puerto Rico, y nombrados por el presidente de Estados Unidos-, para que asuma el pleno control de las finanzas del gobierno puertorriqueño, teniendo la última palabra sobre el presupuesto, planes fiscales y recolección de impuestos.
Para superar lo que acepta es un problema democrático, pide que la puesta en marcha del Consejo dependa de que la Legislatura y el Gobernador de la Isla lo aprueben. Entonces, las empresas públicas de Puerto Rico tendrían acceso a la reestructuración de su deuda, que representa un tercio del total.
Su propuesta, la cual busca incluir en el ómnibus presupuestario que se quiere aprobar como muy temprano el miércoles, compite con una iniciativa de tres veteranos e influyentes senadores republicanos, encabezados por Orrin Hatch (Utah), que crearía otro tipo de junta federal de control fiscal, con una agenda más abarcadora, y asignaría $3,000 millones para resolver el problema de liquidez del gobierno de la Isla.
Bajo el plan de Duffy, la junta existiría por tres años. “Queremos encontrar una solución y salirnos”, dijo Duffy, entrevistado ayer en su oficina.
¿Por qué ahora?

-La crisis se intensifica. Quería estar seguro de que mi proyecto estaba listo antes de la Navidad, pues el 1 de enero es el próximo gran pago. Por los últimos seis a ocho meses he examinado diferentes rutas.

¿Hay tiempo para enmendar el ómnibus?
-Mi esperanza es que sí. Ese proyecto final no se ha redactado.

¿Está solo en esta batalla dentro de la conferencia republicana? El comisionado Pedro Pierluisi ha tratado por 10 meses de tramitar su proyecto de quiebra federal y los republicanos lo han frenado.
-Soy republicano y controlamos el Congreso. Trabajamos con él, con un grupo bipartidista en busca de una solución que pensamos que va a trabajar. Muchas veces estando en la mayoría es más fácil.
¿Ha conversado con Hatch?
-Hablé con él antes de que presentara su proyecto. Pero, si no hay reestructuración de la deuda en el paquete (legislativo) y ofreces $3,000 millones, francamente no estás ayudando a Puerto Rico. Le estás sacando el dedo y comiéndoles la mitad de la galleta.
¿Considera el proyecto de Hatch un rescate financiero?
-Es un rescate financiero (bailout). Por eso no creo que logre tracción, pero aprecio que se vinculen con el debate, pues hay que involucrarlos.
¿Propone acceso al capítulo 9 para las empresas públicas, pero no el supercapítulo 9 que impulsa la administración Obama y que permitiría reestructurar toda la deuda?
-No. Illinois, Nueva York, California, Wisconsin, no tienen un supercapítulo 9. Si lo hago sería un precedente. Además, es contrario a la Constitución de Puerto Rico, pues no pueden dejar de pagar (sus obligaciones generales). Puerto Rico debe tener el mismo acceso que los estados con respecto a la bancarrota. Si lo hace, va a poder resolver esta crisis.

¿Está solo entre los republicanos?
-Hay mucho respaldo. Son las ideas republicanas las que están moviéndose en el Senado y la Cámara. Pierluisi no pudo echar hacia delante su proyecto.
La administración Obama propone encaminar la paridad en Medicaid y la extensión de créditos federales por ingresos devengados y niños dependientes. ¿Lo apoya?
-Busco una propuesta básica que pueda ser aprobada. Respaldo la reforma de la Ley Jones (sobre las normas de cabotaje), la administración no.

En verano pidió a la FDIC conocer la estabilidad de los bancos.
-Dijeron que han trabajado el asunto por años y que trabajaron con los bancos para reducir el riesgo.

Coloca a un país con limitada autonomía en la disyuntiva de aceptar el control pleno de sus finanzas si quieren la bancarrota federal.
-Hay que preguntarse cómo sus funcionarios electos han manejado las finanzas. ¿Qué calificación los puertorriqueños les dan?
El Consejo que propone va por encima de facultades constitucionales del gobierno de la Isla.
-La decisión es de ellos.

Pide a los funcionarios electos que aprueben esto porque reconoce que puede haber un problema de democracia si el propuesto Consejo se impone. ¿Por qué no a su vez buscar resolver el problema de fondo del status?
-Podemos hablar sobre el sol, la luna y las estrellas, pero busco una propuesta que pueda aprobarse.

¿Cuán diferente es su junta a la que tuvo Washington, D.C.?
-Es diferente. Buscamos modelos que funcionaron. En Washington, la gente odió la idea, pero la persona que estuvo a cargo de la junta de control (Anthony Williams) después fue electa alcalde, lo quisieron. Ese estilo (de D.C.) sería demasiada (intervención).
Alguien debe haberle tocado a la puerta.
-Leo los periódicos. Sé lo que está pasando.
¿No es que políticos de Puerto Rico o acreedores vinieron aquí?
-Los acreedores no están muy contentos conmigo. Estuve atento a Grecia. No puedo ayudar a Grecia, pero puedo ayudar a Puerto Rico.

¿Apoya una alternativa de status?
-Me quieres meter en la política y no voy a entrar en eso. Me quedo en los asuntos financieros.

 

*La entrevista fue publicada en la página 6 edición de ayer de El Nuevo Día.

💬Ver 0 comentario