Blogs: Desde Washington

Noticias

Desde Washington

Por
💬0

La jueza designada: un paso de avance

Lo mejor que ha tenido el nombramiento de Maite Oronoz Rodríguez como jueza asociada del Tribunal Supremo de Puerto Rico es que se haya hecho, como dice ella, como “un libro abierto”.

En las audiencias del Senado sobre su nombramiento habrá tiempo para juzgar su capacidad jurídica y decidir si debe o no ocupar el puesto.

Pero, en un país en que tantas cosas se quieren tratar por debajo de la mesa, es importantísimo resaltar la necesidad de que haya diversidad en nuestros tribunales, lo que significa tener personas calificadas homosexuales y lesbianas en puestos claves, y personas que crean en los derechos de la comunidad LGBTT.

Hace falta gente en puestos de poder decidida a expresar públicamente su homosexualidad para que llegue el momento en que el asunto se vea con plena normalidad. Hace falta gente en puestos de poder decidida a expresar públicamente su apoyo a los derechos de la comunidad LGBTT para que llegue el momento en que el asunto se vea con plena normalidad.

Cuándo escuché el nombre de la nueva jueza designada, lo primero que pensé es que los gobiernos del PPD siempre se quedan en la “realeza popular”. Por lo menos, esta vez, han buscado una persona que quiéralo o no representa una minoría que reclama derechos fundamentales. 

En las audiencias del Senado, repito, se conocerá mejor si tiene las cualidades para ser la próxima jueza asociada del Tribunal Supremo de Puerto Rico. La oportunidad de darle diversidad al máximo foro judicial puertorriqueño – que al paso que vamos será un mero espectador en el proceso de reconocerle plenos derechos a las parejas gay -,  hay que valorarlo. Sería un error no destacarlo.

No se van a acabar los prejuicios de la noche a la mañana. Pero, mientras más se le haga ver a la sociedad que los derechos de la comunidad LGBTT tienen que respetarse, los prejuicios se harán intolerables.

💬Ver 0 comentario